jueves, 23 de mayo de 2013

Tanzania: "La Iglesia es perseguida, pero el gobierno no interviene"

Imagen: Aciprensa.

Resumen/Fides. El atentado en la inauguración de la parroquia de San José Obrero en Arusha a inicios del mes de mayo (2013) es sólo el último de una serie de actos de persecución contra los cristianos en Tanzania. Lo ha denunciado Su Exc. Mons. Tarcisius Ngalalekumwta, obispo de Iringa y Presidente de la Conferencia Episcopal de Tanzania, en su homilía en el funeral de las tres víctimas del atentado. En su discurso recuerda que “diferentes señales precursoras habían anunciado estos actos bárbaros, salvajes, vergonzoso e indignos de nuestro país. Además, se han producido actos de intimidación contra la Iglesia y sus líderes a través de publicaciones, folletos, revistas, DVD, CD, radio. Amenazas a las que han seguido la quema de iglesias, ataques y asesinatos de líderes de la Iglesia”.

El prelado denuncia en particular, la propaganda violenta por parte de los líderes musulmanes extremistas contra la Iglesia, recordando por ejemplo la reunión celebrada el 15 de enero de 2011 por un grupo de musulmanes en el Diamond Jubilee Hall de Dar es Salaam, en la que se dijo que Tanzania está “gobernada de una manera cristiana”. El grupo ha pedido el cierre de la Nunciatura local. “Su objetivo, según sus declaraciones y sus publicaciones, es erradicar el cristianismo”, afirma Mons. Ngalalekumwta.

“Lo que es realmente triste para nosotros, es que nuestro gobierno nunca ha condenado las afirmaciones y acusaciones de esas personas, ni los ha arrestado”, subraya el Presidente de la Conferencia Episcopal, quien después de señalar que los extremistas no representan la mayoría de los musulmanes tanzanos, concluye señalando que el proceso de construcción de la nación se basa en los sentimientos de “paz, amor, unidad y solidaridad que hemos heredado de los padres fundadores de la nación”.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario