domingo, 2 de septiembre de 2012

Pakistán: Una niña cristiana de doce años, violada y asesinada por cinco hombres

Muqadas Kainat, de 12 años
fue violada por al menos 5
hombres y luego vilmente asesinada.
Foto: BPCA.
Rafique Masih, cristiano pakistaní, se gana la vida trabajando en el horno de una empresa de ladrillos Al-Ghani Bricks Company, en Sahiwal, Punjab (Pakistán), para alimentar así a su mujer y sus siete hijos. Cuando su primera hija nació hace ya 12 años, le puso de nombre Muqadas Kainat, que significa “Universo Santo”.

El 14 de agosto Pakistán celebraba el “Día de la Independencia”. Muqadas Kainat fue a hacer sus necesidades a los campos cercanos a su domicilio, donde fue violada y asesinada.

Acompañado de su esposa, Rafique Masih se hallaba en el hospital de la ciudad de Sahiwal, donde acudió debido a un problema con su apéndice. Hasta allí acudió su hermano, Arshad Masih, para informarle de que su hija no había regresado a casa desde la mañana de ese día.

Rafique Masih corrió a su casa y buscó a Muqabas Kainat en el área de la compañía de ladrillo, así como en casas de sus vecinos, pero no halló rastro de la menor. Solo hasta al día siguiente (15 de agosto), el secretario de la empresa musulmana del ladrillo recibió una llamada anónima en su teléfono móvil donde se le informaba que Muqadas se hallaba en un campo cercano.

Rafique Masih, junto con algunos vecinos, buscaron en los campos cercanos a la empresa y encontraron el cuerpo sin vida de su hija. Tras la autopsia realizada, se supo que la niña fue violada múltiples veces por al menos cinco hombres y luego estrangulada. Hasta el momento nadie ha sido detenido.

Mushtaq Gill, abogado y presidente de la Ong cristiana LEAD, lamentó la inexistencia de resultados policiales y no dudó en apuntar a islamistas locales como los autores de la violación y asesinato de la adolescente cristiana.

Entre tanto, la comunidad cristiana vive conmocionada por el trágico suceso y teme que, como tantos otros que en Pakistán tienen como víctimas a niñas de confesión cristiana, quede finalmente impune. Sin embargo cuando son los cristianos los que cometen aunque sea una cosa leve contra un musulmán, este tiene como escusa la "ley contra la blasfemia" para destruirle la vida al cristiano y a toda su familia. No escatiman en daños aún si se trata de una niña, como en el caso de Rimsha Masih (quien no tiene nada que ver con esta familia), la niña cristiana que podría ser ejecutada porque supuestamente quemó páginas de un libro escolar, que contenía palabras del Corán.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario