viernes, 7 de septiembre de 2012

Pakistán: Liberan a la niña cristiana, Rimsha, acusada de blasfemia

 Resumen/ReL. La niña cristiana paquistaní Rimsha Masih, de unos 13 años o 14 años y que padece discapacidad mental, encarcelada a mediados de agosto por un supuesto delito de blasfemia contra el Islam, ha obtenido la libertad condicional bajo fianza, previo pago de medio millón de rupias (algo más de 5.200 dólares), según ha informado este viernes el juez, información recogida por Europa Press. El presidente de la Liga Interconfesional de Pakistán, Sajid Ishaq, declaró a Efe que una vez se dicte formalmente la salida la primera prioridad es su seguridad.

Ishaq se mostró confiado en que las autoridades, que ayer (6 de septiembre de 2012) constituyeron un comité de alto nivel para seguir el caso, proporcionarán «la máxima seguridad» a Rimsha y a sus familiares.

Sobre el pago de la fianza, cuyo importe no puede ser sufragado en ningún caso por la familia, Ishaq declaró que «hay varias organizaciones que ya se han mostrado dispuestas a colaborar, así que no será un problema».

Una entrevista al imán que acusó a Rimsha momentos antes de su
arresto por haber falsificado las pruebas, contando cómo había librado
a la niña de ser linchada por la turba de musulmanes. Foto: BCPA.
A Rimsha Masih, se le había acusado de haber quemado públicamente unas páginas del Noorani Qaida, un libro que se utiliza para la preparatoria del estudio del árabe y del Corán, una multitud encolerizada se congregó para exigir que se le aplique la ley contra la "blasfemia", que en Pakistán puede conducir a la pena de muerte contra el acusado. La policía de Islamabad procedió a su detención y la internaron en el reformatorio de Rawalpindi. Tras los hechos, numerosos cristianos huyeron por temor. 

En la liberación de la niña Rimsha Masih ha sido decisiva la detención del imán (clérigo musulmán) Khalid Judoon Chishti, que es la persona que acusó formalmente a Rimsha de blasfemar contra el islam y según él la había salvado del linchamiento de la masa, pero un testigo de los hechos, vio como él mismo introdujo entre los papeles quemados por la niña en un vertedero esas páginas del Corán. Tras su detención pasará un periodo de 14 días en prisión preventiva, a la espera de la vista. El testigo, llamado Hafiz Muhammad Zubair, dijo que el imán había falsificado las pruebas por ser la única forma "de expulsar a los cristianos del área".

Momento en que arrestan al imán.
Foto: BPCA.
De confirmarse esta acusasión, al imán le espera una severa condena, como ha solicitado el presidente del Consejo de los Ulemas pakistaníes, Tahir Ashrafu, quien a la vez ha pedido al presidente de la República que deje libre de inmediato a la pequeña y garantice su seguridad.
El tribunal, también ha aceptado las alegaciones sobre el informe médico que certifica el retraso mental de la pequeña, cuya edad se sitúa entre los 13 y los 14 años.

Los padres de Rimsha, así como sus dos hermanos, ambos mayores que ella (un chico y una chica), están escondidos en una localidad cercana, tras las amenazas que a ellos y a todo el barrio cristiano lanzó una masa de islamistas que quiso linchar a la pequeña.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario