lunes, 18 de junio de 2012

La persecución católica en la Unión Soviética II.

Fr. F. Abrantowicz
F. Abramowicz
(www.padrimariani.org)
En 1939 el padre bielorruso Fabián Abramowicz, miembro de la Congregación de María de la Inmaculada Concepción y administrador apostólico de Manchuria (China), visitó a sus padres en Polonia, siendo capturado por los nazis y entregado a los soviéticos; fue encarcelado en Zamarstynow (Leopoli) y luego en Butyrki, donde murió en 1946. Su proceso de beatificación se inició en 2003. 

Muchos católicos, sobre todo polacos, murieron de hambre, frío y enfermos de tifus; los servicios de seguridad, desde la Chekà y NKVD, hasta la KGB, tuvieron amplios poderes para abusar, sentenciar y condenar a todo sospechoso de ser anticomunista. El obispo católico Boleslas Sloskans sobrevivió a Solovki y escribió: “Os lo pido desde lo profundo del alma: no dejéis que la venganza o la desesperación hagan brecha en vuestros corazones. Si lo permitimos, no seremos más verdaderos cristianos, sino solamente fanáticos...”. 

Con la anexión de Lituania, Estonia, Letonia y parte de Polonia, unos cuatro millones de católicos pasaron a dominio soviético en junio de 1940; en julio de 1940 los soviéticos confiscan en Lituania las propiedades de la Iglesia católica, cierra los 73 monasterios y los 85 conventos, tres seminarios (solo Kaunas pudo seguir) y se prohíben las publicaciones religiosas. Antes de la invasión nazi 78 sacerdotes lituanos y miles de fieles fueron deportados a Siberia y Kazajistán, y 16 sacerdotes fueron asesinados en Lituania. 

El 27 de junio de 1941 el obispo jesuita alemán, Edward Profitlich, administrador apostólico de Estonia, fue arrestado por la NKVD, asesinado en prisión el 22 de febrero de 1942; Mons. Edward había escrito a sus familiares: “Dar mi vida… será la más bella conclusión de mi vida”. 

churches cathedrals lithuania vilnius europe
Catedral de Vilna
(churchesaroundtheworld.com)
En 1941 los nazis invaden la Unión Soviética y causan unas 27 millones de víctimas, sobre todo judíos y polacos; en Pinsk (Bielorrusia, entonces parte de Polonia) el padre letón Jan Wasilewski ocultó muchos judíos en el Seminario, donde era rector. En 1945 los soviéticos reconquistan Lituania, Estonia y Letonia. En agosto de 1945 el padre Wasilewski fue arrestado por los soviéticos en medio de las protestas de los fieles católicos, y fue llevado a la prisión de Minsk (Bielorrusia), donde murió en 1948. 

En 1945 Stalin, Molotov, Berija y Karpov deciden aniquilar la iglesia greco-católica (rutena) de Ucrania, iniciando el 11 de abril con el arresto del metropolita Slipyj; el 21 de abril de 1945 fueron arrestados el metropolita de Leopoli, dos obispos auxiliares, 20 sacerdotes, dos diáconos, tres seminaristas y cinco laicos. 

En 1946 aparece en Lituania la guerrilla nacionalista “Hermanos del bosque” y los soviéticos exigen a los cuatro obispos católicos condenar sus acciones y exigirles rendirse; los obispos se negaron y fueron arrestados en diciembre de 1946; el obispo de Telšiai, Vincentas Borisevičius, admitió haber curado guerrilleros heridos, pero también soviéticos heridos, e incluso los médicos judíos hablaron en su favor pues había protegido a cientos de judíos durante la ocupación nazi, igual que los sacerdotes católicos. Sin embargo la NKVD lo asesinó ese año. 

Mons. Reyns (alfa.it)
El sucesor de Vincentas, Mons. Pranciscus Ramanauskas, fue arrestado y conducido a Vilna, sometido a interrogatorios diarios de las 23:00 (11:00 pm) a las 3:00 am; fue condenado a diez años de trabajo en Karaganda (kazajistán) y en 1956 regresó a Lituania, sin poder ejercer su cargo, en una pequeña villa y muere en 1959. El arzobispo de Vilna, Mečislovas Reinys, fue encarcelado en varias cárceles acusado de enviar información al Vaticano y de impedir la anexión de la Iglesia lituana a la Iglesia Ortodoxa (controlada por el Estado), y fue condenado a ocho años de prisión. 

Unos 200 lituanos fueron deportados a Siberia bajo Stalin, regresando solo unos 35.000 bajo el gobierno de Jruschov; entre 1944 y 1953 unos 330 sacerdotes (un tercio del clero lituano) murió en las prisiones o en los lager. 

En 2001 fueron beatificados por Juan Pablo II Edward Proflitich y 15 mártires greco-católicos: los obispos Mykolay Charneckyj, Hryhorij Khomysyn, Josafat Kocylovskyj, Symeon Lukac, Vasyl Velyckovskyj, Ivan Slezyuk, Mykyta Budka, y Hryhorij Lakota; los sacerdotes Leonid Fedorov, Mykola Konrad, Andrij Iscak, Roman Lysko, Mykola Cehelskyj, Petro Verhun, Oleksa Zaryckyj, Klymentij Septyckyj, Severijan Baranyk, Jakym Senkivskyj, Zynovij Kovalyk, Vitalij Volodymyr Bajrak, e Ivan Ziatyk; las religiosas Tarsykia (Olha) Mackiv, Olympia (Olha) Bidà, y Laurentia (Leukadia) Harasymiv; y el laico Volodymyr Pryjma.

Fuente
Arduino, Fabio. "Beati 25 Martiri Greco-Cattolici Ucraini", en http://www.santiebeati.it
Riccardi, Andrea. Il secolo del martirio. I cristiani nel novecento. Milano, Mondadori, 2000. pp. 59- 62.
"Servant of God Archmandrite Fabian Abrantowicz (1884-1946)", en http://www.padrimariani.org/ (en inglés). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario