jueves, 7 de junio de 2012

España: Carta de una niña discriminada en su colegio

Un dibujo hecho por la niña que envía
esta carta. Foto: AIN.
Para algunos, puede sonar un poco tontarrón el siguiente testimonio, pero es una vergonzosa realidad, que cada día va en aumento. Justamente cuando viví la JMJ en Madrid, varios jóvenes, entre 14 y 17 años y de colegios incluso católicos, me contaban casos similares a este, donde eran discriminados por los demás compañeros a causa de la práctica de su fe. Si la sociedad pretende ser verdaderamente democrática, los ciudadanos deben comenzar por comprender que la libertad tiene límite y éste lo marca el respeto.

Las siguientes, son las palabras de una niña de 11 años, ex alumna de un colegio concertado religioso en España, que nos cuenta como queriendo ella ser consecuente -a su tierna edad- con su fe católica, los demás compañeros la discriminan y se burlan de sus sentimientos religiosos.

"Cuando hice la Primera Comunión, quise a Jesús más que nunca y una amiga y yo, que las dos queríamos ser monjas, decidimos hacer una visita diaria a la capilla y allí rezamos el rosario, la coronilla y (leer) el Evangelio. Mi amiga no sabía rezar gran cosa, pero yo la enseñé. Pasó que los niños se enteraron de que queríamos ser monjas y se reían constantemente de nostras y nos dejaban de lado, nos llamaban "pringadas"... Siempre estábamos solas...

...En la JMJ fuimos a una exposición de Ayuda a la Iglesia Necesitada y vi un cartel que decía: 'Felices vosotros cuando os insulten y os persigan y cuando mientan diciendo todo lo malo contra vosotros por mi causa'. Entonces me volví a mi madre y le dije: 'mamá, ya nunca más me voy a volver a quejar' y me di cuenta de cuánto me quería Jesús"...

Son palabras de una niña de 11 años, ex alumna de un colegio concertado religioso en España, discriminada por sus compañeros por frecuentar cada día la capilla del centro. 

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario