miércoles, 11 de abril de 2012

Perú. Cuando Sendero Luminoso quiso acabar la fe cristiana. 2 parte.

  
Cartel de SL
La violencia de SL también afectó a las congregaciones evangélicas (pentecostales, presbiterianos, asambleas de Dios, Alianza Cristiana y Misionera), así como la violencia estatal. 

La serranía y la selva peruana fueron los lugares de mayor resistencia, las comunidades evangélicas se organizaron, resistieron y subsistieron, incluso donde las amenazas obligaron al relevo de pastores extranjeros por pastores peruanos. 

Denunciaron los atropellos de ambos bandos, ayudaron a los encarcelados y contaron con ayuda de la Cruz Roja, además de gestos de solidaridad de Javier Ariz, obispo auxiliar de Lima (1984), del Arzobispado de Huancayo (1991) y CEAS (1995). Entre 1988 y 1991 Perú fue el país con más desaparecidos en el mundo. 

  
Aniversario del CONEP, 2012
Desde 1982 el Concilio Nacional evangélico del Perú (CONEP), recibió informes sobre amenazas a comunidades evangélicas rurales en Ayacucho; en 1984 SL ataca una iglesia pentecostal en Santa Rosa-La Mar (Ayacucho), mueren seis creyentes y otros 14 fueron heridos, donde había una comunidad bien organizada y Comités de Defensa Civil del río Apurimac. Entre 1983 y 1984 asesinaron a doce pastores presbiterianos y pentecostales en los campos de Ayacucho. 

  
(latorredemarfil.lamula.pe)
En Alto Huallaga (San Martín), al norte de Perú, SL toleró la presencia evangélica mediante un control estricto imponiendo horarios, actividades “culturales” e impuestos. En 1989 SL asesina a 25 miembros de la Asamblea de Dios de Canayre-Huanta, durante un ayuno; en 1990 SL ingresa al templo de la Iglesia Pentecostal en Ccano-La Mar-Ayacucho, durante un Culto de Oración, asesina a 31 feligreses y los quema con gasolina. 

En 1991 dos miembros de la ONG evangélica Visión Mundial fueron asesinados por desconocidos en Lima, y luego cuatro trabajadores de la misma ONG fueron desaparecidos en Andahuaylas, al parecer por SL. Según el CONEP, hasta 1992 habían sido asesinados 529 evangélicos en Perú. Desde 1993 inician el retorno numerosos desplazados del alto Ayacucho, tras formar la Asociación de Comunidades Desplazadas de la Provincia de Huanta (ACODEPH), de mayoría evangélica. 

En 1996 es creada la Comisión Ad Hoc para revisar casos de los presos injustamente encarcelados por terrorismo, se reconoce explícitamente el papel de las iglesias católica y evangélica en la creación de este mecanismo; reciben apoyo de Tearfund de Gran Bretaña, Christian Solidarity (Gran Bretaña y Suiza), Open Doors y Solidaridad de Holanda. 

En 2007 los departamentos con mayor proporción de profesantes de la fe evangélica fueron: Ucayali (22,9%), Huancavelica (21,8%), Huánuco (20,9%), Loreto (19,8%), Pasco (19,5%), San Martín (19,5%) y Amazonas (18,1%).

La comunidad evangélica de Perú alcanza en 2010 el 12% de la población peruana, y desde 1980 ha crecido sobre todo en zonas rurales y en zonas afectadas por la época de la violencia de SL y el MRTA. Fueron ganando espacio con la creación de escuelas, clínicas privadas, orfanatos, asilos de ancianos, programas de ayuda humanitaria y sobre todo con su insistente predicación. Hoy además hay un gran número de Mormones, Testigos de Jehová y Adventistas, así como nuevas denominaciones.

Fuente
Comisión de la Verdad y Reconciliación, pp. 464- 488. http://www.cverdad.org.pe
Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP) http://iglesiaevangelicaperuana.org/site/
Historia de los Evangélicos en el Perú. Juan B. A. Kessler. Editora el Inca, Lima 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario