viernes, 13 de abril de 2012

Pakistán: Cristianos secuestrados

Inquietantes imágenes: Las tropas paramilitares fueron secuestrados por los talibanes de Pakistán el 23 de diciembre y en el vídeo, se muestran para ser esposado, con los ojos vendados y en fila, antes de ser disparado a quemarropa
Algunos secuestrados en manos de
rebeldes fundamentalistas islámicos en
Pakistán. (Foto: Nueva Eurabia)
Resumen/Fides.  Un cristiano paquistaní, Symond Andre, secuestrado hace más de un mes en Karachi, ha sido encontrado en los últimos días y está libre. El hombre había sido secuestrado a finales de febrero, con un colega durante una redada llevada a cabo por un grupo de extremistas en un hospital cristiano en Karachi, dirigido por una ONG coreana. Según fuentes de la Agencia Fides en Pakistán, Andre ha podido escapar mientras, junto con el otro rehén, era trasladado desde la capital de Sindh a otra localidad. La policía local espera que gracias a la información que se puede obtener, se podrá liberar pronto al segundo rehén.

“El objetivo principal de estos secuestros es la extorsión de dinero: los secuestros son una forma con la que los terroristas y los grupos extremistas se financian” dice una fuente local. Las víctimas de los secuestros son, en primer lugar, los extranjeros, los empresarios, representantes de ONG y grupos religiosos, de América, Europa, Australia, debido a que los terroristas suponen que los gobiernos occidentales pueden pagar cuantiosos rescates. En segundo lugar, como ha ocurrido en Karachi, son los cristianos pakistaníes los que están en la mira, dado que los secuestradores cuentan con que las iglesias cristianas se esforzarán por liberarlos.

El gobierno de Pakistán ha reiterado su compromiso de combatir el flagelo del secuestro, pero en la actualidad siguen en manos de diversos grupos armados varios trabajadores humanitarios como dos alemanes que trabajan para la ONG "Welthungerhilfe", un Keniata secuestrado en Sindh y un ingles de la Cruz Roja secuestrado en Quetta. Los talibanes, dice la fuente de Fides, “temen la influencia que las ONG pueden ejercer sobre la población. Para mantener su poder intacto, sobre todo en las masas más pobres y marginadas, tienden a desalentar e intimidar a las organizaciones no gubernamentales”. 

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario