sábado, 14 de abril de 2012

Kirkuk, donde la esperanza cristiana se niega a morir

Catedral de Kirkuk (msnbc.msn.com)
Kirkuk es una ciudad del norte de Irak, en la antigua Asiria, a 149 km de Mosul y 236 km de Bagdad; se llamaba Arrapha desde el s. XI a. C.; en el s. VII los árabes la conquistaron a los persas y la llamaron Kirkheni (en arameo “ciudadela”); en la región había kurdos, luego llegan los turcos, que en Irak son llamados turcomanos. Kurdos y turcomanos consideran a Kirkuk su capital cultural, y una leyenda supone allí la tumba del profeta Daniel (el lugar fue sinagoga, luego iglesia y hoy la Gran Mezquita Virgen María, de turcomanos). 

En Kirkuk hay cristianos desde los primeros siglos, siendo siro-católicos, siro-ortodoxos y católicos; desde el s. V d. C. hubo una diócesis, Beth Garmai (nombre de Kirkuk entonces), que sobrevivió hasta el 1400 por la invasión del mongol Tamerlán; en 1780 renace la arquidiócesis católica, bajo administración del patriarca de Babilonia, y muchos siro-ortodoxos se hacen siro-católicos, creciendo el contacto con el Vaticano; en 1850 en la arquidiócesis Kirkuk había 218 familias católicas en seis villas, nueve sacerdotes y ocho iglesias; en 1937 eran 7.620 católicos, 19 sacerdotes y ocho iglesias. Muchos monumentos cristianos fueron destruidos por la I Guerra Mundial (1918).

Atentado a iglesia local en 2011
Hacia 1950 en Kirkuk convivían kurdos (48%), turcomanos (21%), árabes (28%), y algunos cristianos (0,4%); el descubrimiento de pozos petroleros en 1963 fue cambiando la situación, afectando primero a los kurdos (musulmanes como los árabes), que vieron destruidas sus escuelas, mezquitas, villas y restringiendo su idioma (se impuso el árabe) y luego en los 90 con Sadam Husseim se buscó imponer la cultura árabe tras los reclamos kurdos de integrarla al Kurdistán (en 1992 expulsó 400.000 kurdos, también algunos caldeos cristianos). La ciudad creció con muchos inmigrantes árabes del sur, superando a la población local, y aumentando la mayoría islámica. 

Monseñor Louis Sako
Desde 2002 es metropolitano en Kirkuk Monseñor Louis Sako, quien no ha dejado de denunciar la violencia contra los cristianos en Kirkuk, pues en 2011 cinco iglesias sufrieron atentados; el 2 de abril según Asia News un comerciante cristiano de 40 años fue secuestrado y al día siguiente un joven yazidí (o sea, de religión tradicional kurda) fue asesinado cerca de la villa cristiana de Alqosh. 

Así mismo Monseñor Louis Sako ha fomentado el diálogo entre cristianos y musulmanes, dialogando con líderes kurdos, turcomanos y árabes, con miembros del parlamento y del Consejo municipal, oficiales de la Policía y Ejército, líderes Sunitas y Chiitas. La Semana Santa de 2012 los cristianos caldeos pudieron celebrar de noche la Pascua, desde las 9:00 pm (21:00) hasta la Media noche en la Catedral de Kirkuk, y el gobernador de Kirkuk Najm Al-Din Omar Karim dijo: "Los felicitamos en esta ocasión y nos alegramos porque compartimos vuestro gozo... Esperamos que este evento pueda contribuir a consolidar los lazos de hermandad, amor y tolerancia entre las religiones, sectas y grupos étnicos."

En respuesta a las palabras del gobernador Omar Karim, los padres caldeos Asilo Aziz Rassam y Ustaifan Rabban agradecieron los esfuerzos del gobernador y dijeron que esperaban el regreso de los hermanos que han huido por la violencia al extranjero: "puedan regresar para ayudarnos a construir nuestra ciudad". 

Fuente
"Christians` nightime Easter celebrations show Kirkuk is stable, says governor.", en http://baghdadhope.blogspot.it 
Nakip, Mahir. The Identity of Kirkuk. Columbia University, 2004. 24 pp. 
Talabany, Nouri. Iraq’s Policy of Ethnic Cleansing: Onslaught to change national/demographic characteristics of the Kirkuk Region. Londres, 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario