viernes, 2 de marzo de 2012

Rep. Dem. Congo: Liberados sacerdotes y religiosas detenidos el 16 de febrero

Fides. Los tres sacerdotes y las dos religiosas que fueron arrestados el 16 de febrero en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, han sido liberados. Lo confirman fuentes de la Iglesia local de Kinshasa a la Agencia Fides. Los sacerdotes y religiosas se estaban preparando para participar en una marcha para conmemorar el 20 aniversario de la masacre de fieles ocurrida el 16 de febrero de 1992, cuando una manifestación organizada por las iglesias cristianas para pedir la democracia fue violentamente reprimida por las fuerzas del presidente Mobutu.

“La iniciativa ha nacido por voluntad del Conseil de l’Apostolat des Laïcs Catholiques Congolais (CALCC), y no de la jerarquía, aunque han participado sacerdotes y religiosas” explican las fuentes de Fides, que señalan la brutalidad utilizada para detener el cortejo. “La marcha fue bloqueada antes de empezar”, dicen nuestras fuentes. “Los fieles que se estaban reuniendo en algunas parroquias para converger más tarde con el grupo principal, fueron brutalmente atacados por la policía. Algunos sacerdotes y religiosas fueron detenidos por la policía que a continuación lanzó gases lacrimógenos. Por lo menos en una parroquia intervinieron los jóvenes 'Kulunas' (que pertenecen a una banda criminal), golpeando duramente a los fieles y provocando varios heridos”.

“Dado que la oposición política es débil, se teme que la Iglesia realice oposición política, repitiendo lo que ocurrió en 1992 con el entonces presidente Mobutu”, explican fuentes de Fides.

Del 15 al 17 de febrero habían sido bloqueadas las señales de Radio y Televisión de la Archidiócesis de Kinshasa por orden del Ministerio de Comunicaciones. La República Democrática del Congo está pasando por un momento particularmente tenso después de las elecciones presidenciales (que ha ganado el presidente Joseph Kabila) y legislativas. En este clima se perciben señales perturbadoras, también con respecto a la Iglesia Católica, como lo demuestra el asesinato de la hermana Liliane Mapalayi, de la congregación de las Hermanas de la Caridad de Jesús, muerta a puñaladas el 2 de febrero en Kasai Oriental.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario