domingo, 4 de marzo de 2012

Pakistán: Secuestrados dos cristianos en el Hospital del Buen Samaritano en Karachi

Imagen: Catholic.net
Fides. Un comando de hombres armados secuestró el pasado miércoles 29 de febrero, a dos cristianos paquistaníes, Symond Andre y Javed Masih, trabajadores administrativos del Hospital del Buen Samaritano en Karachi, en la provincia de Sindh. El hospital, situado en el barrio de Orangi, un barrio muy pobre, está dirigido por una Ong coreana. Según las reconstrucciones preliminares de la policía, el grupo armado detuvo un coche del hospital, buscando “trabajadores coreanos”, pero al no encontrar a personal extranjero, secuestró a los dos cristianos.

El episodio ha causado confusión en la comunidad cristiana de la ciudad. El padre Diego Saleh, responsable de la “Comisión Justicia y Paz” de la Arquidiócesis de Karachi, explica a Fides: “Estamos muy enojados. Deploramos profundamente este acto que afecta a las personas que dan su vida para sanar a los enfermos y a los pobres, para aliviar el sufrimiento de los ciudadanos pakistaníes, sin discriminación alguna. Es un acto contra la vida, contra la dignidad humana, contra la ley”. En particular, dice el sacerdote: “estos ataques son contra el personal de occidente o extranjero, dedicadas a la labor humanitaria. Es una mentalidad terrible. Según los grupos extremistas, los trabajadores sociales difunden una cultura anti-islámica, pero esto es completamente falso. Los cristianos paquistaníes se ven en el ojo del ciclón porque son asociados con Occidente, sólo porque piden derechos y la dignidad para todos”.

El padre Diego continúa: “Pedimos a las autoridades que esclarezcan el secuestro, sin demora, que identifiquen a los responsables y liberen a los secuestrados. Como la Iglesia local, estamos cerca de todas las personas comprometidas con la protección de los derechos y la dignidad humana, el desarrollo y la educación: son personas que ayudan a mejorar la vida de la nación. Hoy pedimos por los dos fieles secuestrados y expresamos nuestra cercanía a sus familias”.

Los secuestros para pedir rescates se suceden continuamente en Pakistán: las víctimas a menudo son vendidas a grupos vinculados a los talibanes o a Al Qaeda. El conseguir la liberación en estos casos, se vuelve mucho más difícil. El pasado enero en Multan (en el Punjab) fueron secuestrados dos trabajadores humanitarios occidentales, el italiano Giovanni Lo Porto y el alemán Bernd Johannes de la Ong alemana “Welthungerhilfe”. Los dos se encuentran actualmente en manos de los talibanes. Entre otros secuestros recientes, el de un trabajador de ayuda humanitaria de Kenia en e Sindh y el de un inglés de la Cruz Roja en Quetta. 

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario