jueves, 1 de marzo de 2012

Pakistán: Dos cristianos católicos acusados de blasfemia fueron golpeados por un grupo de extremistas musulmanes

Imagen: Aciprensa.
Fides. Están heridos y con contusiones graves y viven escondidos, en peligro de vida, anhelando escapar de Pakistán: se trata de la suerte de Jude Julius, un trabajador católico de Karachi, en Pakistán y de su amigo Brian Nadeem. 

Julius, de 32 años, trabajaba en una fábrica, en la zona industrial de Karachi. El hombre ha explicado a la Agencia Fides: “El 19 de enero, una vez terminado mi trabajo, mi supervisor me pidió que recogiese la basura y la quemase, consciente de que los musulmanes dejan este tipo de trabajos a nosotros los cristianos. Mientras estaba quemando papeles y paneles, el dueño de la fábrica, Mohammad Qudus, vino y vio algunas páginas en árabe en el fuego. Junto con otros trabajadores musulmanes me acusaron de profanar el Corán y comenzaron a golpearme. Huyendo de su ferocidad, me refugie en la casa de mi amigo cristiano Brian Nadeem. Sin embargo, un grupo de extremistas de la zona, dirigido por un imán, nos encontró: nos golpearon brutalmente hasta casi matarnos. Brian para ellos también es blasfemo, ya que ha protegido a un blasfemo”.

Cuando llegó la policía local, condujo a los dos hombres al hospital, ambos gravemente heridos: Julius tenía una fractura en la pierna derecha, hinchazón y lesiones graves en un ojo; Brian tiene fracturas en las manos, en la pierna izquierda y contusiones por todo el cuerpo. Los extremistas, enfurecidos, han presentado una denuncia por blasfemia (First Information Report) en la comisaria de policía de Korangi y luego han organizado una “expedición punitiva” al hospital para “completar su trabajo”. 

Las dos víctimas, advertidas, han sido trasladados a un lugar seguro por miembros de una organización que defiende los derechos humanos en Pakistán que, según ha informado a la Agencia Fides, está tratando de organizar su fuga del país.

Fuente
Agenzia Fides; 20 de febrero de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario