viernes, 9 de marzo de 2012

Leve atentado contra la sede de Conferencia Episcopal de Madagascar

   
Monseñor Gustavo Bombín.
A las 4:30 am (hora local) de hoy (9 de marzo de 2012) un fuerte estruendo de una granada despertó a tres obispos, tres sacerdotes y cinco cooperantes (extranjeros) que dormían en la Sede de la Conferencia Episcopal de Madagascar. la Sede se ubica en el barrio Antanimena, en el norte del centro de Antananarivo, capital de Madagascar, y la granada lanzada desde un coche en movimiento causó destrozos en el patio interior, alcanzando el tercer piso. 

La noticia la conocimos gracias a un correo electrónico (E-mail) del religioso español Gustavo Bombín, obispo en Tsironoamandidy (Bongolava), al O de Antananarivo; Bombín llegó como misionero de la Orden de la Santísima Trinidad (OSST) a Madagascar desde hace unos 25 años, y es obispo desde 2004.

El atentado parece enmarcarse en la crisis política que desde 2009 afecta a la isla, como una amenaza a las denuncias proféticas del arzobispo de Antananarivo, Odón Marie Arsene (natural de Fianaratsoa), quien  criticó al anterior presidente, Marc Ravalomanana, y al actual mandatario Andry Rajoelina; Arsene ha denunciado la corrupción económica, la demagogia, y su discurso de unidad nacional, en medio de un país con un 69% de su población bajo el nivel de pobreza nacional subsistiendo con un dólar al día. 

  
Andry Rajoelina, actual mandatario.
Los gobernantes malgaches modernos han gastado mucho en armamento y en burocracia; de 1975 a 2001 gobierna el capitán Didier Ratsiraka, cuya familia y socios son dueños de las minas de zafiro y el mercado negro; Didier fue expulsado del poder (vive en Francia), dejando el país en una deuda millonaria y en 2002 gobierna el ex alcalde de Antananarivo y empresario Marc Ravalomanana, apreciado por beneficiar al pueblo con su industria lechera, pero permitió la entrada del Banco Mundial. 

En 2007 fue elegido alcalde de Antananarivo Andry Rajoelina, partidario de Didier que se dedicó a boicotear al gobierno de Ravalomanana, y desde 2009 provocó una violencia civil desde su emisora, con apoyo de mafias políticas locales y francesas, medios de comunicación y multinacionales. Ravalomanana fue depuesto de su cargo, Rajoelina fue reconocido presidente por el Ejército y la Corte Suprema en marzo de 2009, pero no por la comunidad internacional; con la crisis el turismo declinó a casi la mitad. 

En 2010 se estableció un referendo para establecer la Cuarta República, buscando la participación de todos los partidos, pero Rajoelina no ha establecido la fecha hasta inicios de 2012; con apoyo del SADEC (South Africa Development Economical Cooperation), en 2011 hubo cambio de gabinete, y del Primer Ministro para superar la crisis que aún perdura. El país necesita una activa cooperación de todas las instituciones, en medio de la democracia, para salir adelante por encima de las disputas por el poder. 

Fuente
Ploch, Lauren. Madgascar`s Polictical Crisis. Congressional Research Service, junio de 2011. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario