lunes, 12 de marzo de 2012

La comunidad internacional no puede ser neutral ante la violencia contra los cristianos

(Foto: Ordo Fratrum Minorum)
«Las religiones no son una amenaza, sino un recurso»

V.I. «La comunidad internacional tiene la responsabilidad urgente y benéfica de contrarrestar la tendencia y la creciente violencia en contra de los grupos religiosos y la engañosa neutralidad» con la que se asiste a ella, que, «de hecho pretende neutralizar la religión». Lo recordó la Santa Sede a los países miembros del Consejo para los derechos del hombre, que se reunieron en Ginebra. El representante vaticano en las agencias de la Onu con sede en Ginebra, monseñor Silvano Tomasi, recordó a “L’Osservatore Romano” que «las religiones no son una amenaza, sino un recurso», puesto que «contribuyen al desarrollo de las civilizaciones, y esto es un bien para todos». «Sus libertades y actividades -afirmó el arzobispo- deben ser protegidas, para que la colaboración entre las religiones y las sociedades pueda favorecer el bien común […] Las religiones -subrayó el religioso- son comunidades que se basan en convicciones y su libertad garantiza un aporte de valores morales, sin los cuales no sería posible la libertad de todos».

Según monseñor Tomasi, «urge una cultura de la tolerancia, de aceptación recíproca y de diálogo». Además, «el sistema educativo y los medios tienen un papel importante», pero deben desarrollarlo «excluyendo el prejuicio y el odio de los libros de texto, de los noticieros y de los periódicos, y difundiendo informaciones cuidadas y correctas sobre todos los grupos que componen la sociedad».Sin embargo, se trata de una acción que implica mejorías en las condiciones de vida. De hecho, «la falta de educación y de información, que facilita la manipulación de las personas para obtener beneficios políticos, está (demasiado a menudo) relacionada con el subdesarrollo, con la pobreza, con la imposibilidad de participar de forma efectiva en la gestión de la sociedad». Por ello, es necesario, en primer lugar, una «mayor justicia social», que represente un «terreno fértil para poner en práctica todos los derechos humanos».

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario