viernes, 30 de marzo de 2012

Cuba: Avances en la libertad religiosa

Foto: laprensa.hn
El 8 de enero de 1959 triunfa Fidel Castro sobre la dictadura de Fulgencio Batista en Cuba; la mayoría del clero católico se oponía a la Revolución cubana, pero el ejército revolucionario cubano era acompañado por algunos religiosos como el padre Guillermo Sardiñas y los franciscanos Belarmino García e Ignacio Biain. El mismo 1959 Fidel cerró todas las escuelas católicas y el Estado controla la educación. 

En 1961 Fidel Castro expulsó a los sacerdotes y religiosos extranjeros, que eran la mayoría de los líderes religiosos de la isla, y confiscó sus bienes; comunidades como los Jesuitas quedaron reducidas a pocos religiosos, mientras comunidades como los Padres Trinitarios (todos españoles, en Cárdenas y La Habana) fueron expulsados.

Al entrar en la órbita de la Unión Soviética la Revolución Cubana afianzó el ateísmo y entre los 70 y 80 se marginó del Partido Comunista (PC) a los católicos practicantes; en 1992 una enmienda declaró a Cuba Estado laico en vez de Estado ateo y se permitió la entrada de creyentes al PC. Con la ruptura con Rusia cambia la hostilidad hacia la religión, además crecen las confesiones no católicas desde los 90. 

Con la caída del bloque soviético el gobierno de Fidel Castro quedó huérfano, y su derrumbe económico se llamó “periodo especial”, aún sin superarse, y aunque el 2000 Vladimir Putin visitó Cuba, al año siguiente éste desmanteló la base militar de Lourdes, último vestigio de la guerra fría (Cuba lo tomó muy mal); en septiembre de 2008 se abrió una catedral ortodoxa en La Habana como un gesto de reconciliación con su segundo socio comercial. 

Visita papal. Foto Emol.com
En 1999 Juan Pablo II visitó Cuba y mejoró la libertad religiosa; desde 1998 Navidad es día feriado como gesto por su visita y se permitió la entrada de sacerdotes, religiosos y religiosas extranjeras; en 2010 el 62% de sacerdotes y clérigos provienen de 39 países. Cuba se ha unido al Vaticano en el rechazo a la guerra de Irak, la lucha contra el hambre; en 2009 el secretario de Estado Tarcisio Bertone visitó Cuba y rechazó el bloqueo de EEUU, y pidió mayor acceso a los medios de comunicación y la educación. 

Cuba, Nicaragua y México, son los países de AL donde hay restricciones legales para la Iglesia Católica. Pero en Cuba la Iglesia Católica tiene la única revista independiente de crítica política de Cuba, Espacio Laical, en la que escriben académicos oficiales, críticos y de la iglesia, siendo apoyado por el cardenal Jaime Ortega; el Seminario San Carlos y San Ambrosio es un centro de debate importante. 

En Cuba hay iglesias Católicas, Bautistas, Adventistas, Metodistas, Episcopales y Pentecostales, además de la Santería, algunos Judíos y Musulmanes; la religión tiene acceso limitado a los medios de comunicación, a servicios de educación y sanitarios. El Consejo de Iglesias de Cuba tiene un programa radial una vez al mes llamado “El Evangelio en Marcha” por CMBF, se proyecta por la televisión algunas misas significativas (Semana Santa, Navidad) desde el Vaticano y celebraciones desde la isla tanto católicas, protestantes como de Santería; en la isla aumentan los Pentecostales en detrimento de los Católicos.

En Cuba las fiestas más conocidas son San Lázaro, Santa Bárbara, La Caridad del Cobre, Las Mercedes y la Virgen de Regla; por encima de la Semana Santa. El Estado sigue manejando los temas de reproducción sexual, control de natalidad, y aborto, temas en los cuales la Iglesia Católica tiene sus críticas pero no tiene amplias posibilidades de discusión.

En Cuba en 2011 los católicos son un 60,19%, unos siete millones de habitantes; hay 11 circunscripciones eclesiásticas, 304 parroquias, 2.100 centros pastorales; 17 obispos, 190 sacerdotes diocesanos, 171 sacerdotes religiosos, 71 diáconos permanentes,619 religiosas profesas, 24 miembros de institutos seculares, 2.122 misioneros laicos y 4.130 catequistas; la iglesia gestiona cuatro escuelas maternas y primarias, seis de educación media y secundaria, y dos en la superior, dos ambulatorios, ocho leprosarios, ocho casas para ancianos, inválidos y menores, tres orfanatos, diez centros educativos y otras tres instituciones sociales.

El Sumo Pontífice Benedicto XVI viajó a la Isla "para participar en el jubileo por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, reconoció con alegría que en Cuba se han ido dando pasos para que la Iglesia lleve a cabo su misión insoslayable de expresar pública y abiertamente su fe." Fidel Castro tiene 85 años y Benedicto XVI tiene 84 años, ambos se saludaron pese a las diferencias. Parece que la libertad religiosa está mejorando, sobre todo por las posibilidades de diálogo que se siguen abriendo pues hay intereses comunes, aunque la Iglesia católica no deja de criticar el énfasis marxista en el materialismo. 

Sin embargo Benedicto XVI no vaciló en afirmar en su discurso de despedida: "Que nadie se vea impedido de sumarse a esta apasionante tarea por la limitación de sus libertades fundamentales, ni eximido de ella por desidia o carencias de recursos materiales. Situación que se ve agravada cuando medidas económicas restrictivas impuestas desde afuera del país pesan negativamente sobre la población".

Fuente:
"El abrazo cubano al sucesor de Pedro, L`Osservatore Romano, 23 de marzo de 2012.
Robinson, Circles. “Religión en Cuba: No es lo que muchos piensan”, Havana Times, 4 de marzo de 2010. 
“La Chiesa a Cuba”, L`Osservatore Romano, 23 de marzo de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario