viernes, 10 de febrero de 2012

Una religiosa violada en las masacres de Orissa (India) nos cuenta su testimonio de perdón

Sor Meema Barwa (Foto: AIN)
Fides. "Estoy segura de que los cristianos en Orissa no han sufrido en vano. Nuestro sufrimiento ha dado sus frutos: hemos crecido en la fe y el amor a Dios", dice a la Agencia Fides Sor Meena Barwa, la monja violada durante las masacres que ocurrieron contra los cristianos (por fundamentalistas hindúes) en el distrito de Kandhamal, en Orissa en agosto de 2008.

Si bien todavía hay casos de asesinatos de líderes cristianos y, aunque muchos de los fieles esperan la justicia, la religiosa dijo a la Agencia Fides: "Los sacerdotes, religiosos y laicos han sufrido y luchado juntos. El Señor conoce nuestro sufrimiento, pero no hay odio en nuestros corazones. Creemos que el indescriptible dolor no ha sido inútil". De hecho, continúa la hermana Meena, "sabemos que en el sufrimiento experimentamos la bendición de Dios y el dolor ha dado sus frutos:. Hoy somos más fuertes en la fe y en el amor a Dios".

Sobre su experiencia en Orissa, la monja dice: "Me siento parte de la comunidad de Kandhamal y no he pensado nunca dejar este lugar. Hemos recorrido un largo camino y tenemos aún un largo camino por recorrer juntos. En este camino, Dios es nuestra fuerza y nuestra fortaleza".

"Hoy - continúa la religiosa en su testimonio – sobrevivimos gracias a la fe. Dios es nuestra protección y Él está con nosotros en cualquier momento. No podemos pararnos y mirar hacia atrás porque hay retos importantes delante de nosotros: el Señor nos ha mantenido en vida y hoy somos llamados a enfrentamos a estos retos con esperanza, confianza y convicción". La hermana termina con una nota de agradecimiento: "Estoy profundamente agradecida a todos aquellos que nos han ofrecido siempre el apoyo, el aliento y las oraciones, tanto hoy como en el pasado".

Fuente
Las negrillas son del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario