jueves, 9 de febrero de 2012

Una mujer iraní condenada a dos años de cárcel por convertirse al cristianismo

Parlamento iraní. Foto: V.I.
V.I. Leila Mohammadi, iraní convertida al cristianismo, fue condenada a dos años de cárcel por el Tribunal de Teherán por «haber atentado contra la seguridad nacional, haciendo propaganda anti-islámica y por haber llevado a cabo actividades de proselitismo organizando reuniones clandestinas en la propia vivienda». Lo refiere el sitio que se ocupa de los derechos humanos “Herana”.

Mohammadi fue arrestada en agosto por los agentes de la inteligencia iraní; obtuvo la libertad pagando una fianza después de haber pasado 5 meses en la cárcel de Evin en Teherán. El abogado de la mujer dijo que habría apelado ante la Corte.

Según los sitios de la oposición iraní, en el último año más de 200 ciudadanos convertidos al cristianismo habrían sido arrestados en Irán. Decenas de ellos han tenido condenas de varios años de cárcel por delitos de “opinión”. La sharia no permite la conversión del Islam a otras religiones.

Abandonar el Islam es castigable incluso con la pena de muerte. En los últimos años han aumentado considerablemente las conversiones en Irán, sobre todo entre los jóvenes. El fenómeno ha suscitado duras reacciones por parte de las autoridades político-religiosas de la República islámica.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario