domingo, 19 de febrero de 2012

El problema no son los musulmanes, sino los fundamentalistas islámicos

En esta ocasión ofrecemos en este vídeo uno de los principales entes de persecución hacia los cristianos: el fundamentalismo islámico. Por favor, no nos referimos a los musulmanes de buen corazón que seguramente son la gran mayoría y que generalmente llamamos de moderados, hablamos de los diversos movimientos falacistas, wahabitas, fundamentalistas, extremistas y por qué no, terroristas que intentan fundamentar su violencia en las enseñanzas del Corán e imponer la Sharia, no solo en las naciones donde ellos son mayoría sino también en nuestras sociedades democráticas. 

Desgraciadamente, cada vez más estos "movimientos" van tomando escaños en los gobiernos de algunas naciones que les permite legitimar la muerte de otros simplemente porque son "diferentes". 

El Señor Jesús nos enseñó que la respuesta al mal debe ser siempre con el bien. Dediquemos hoy, día del Señor, un tiempo de oración por la conversión de nuestros perseguidores, especialmente por aquellos que comparten con nosotros la fe en el Dios de Abraham, cuyas leyes les enseñan que deben protegernos, pero sus hechos dejan claro que lo único que les interesa es exterminarnos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario