viernes, 20 de enero de 2012

"Si el régimen de El Asad cae, empeorará la vida de los cristianos en Siria"

Monseñor Jean-Clement Jeanbart,
Arzobispo de Alepo-Siria.
Resumen/ReL. Los cristianos en Siria han disfrutado bajo el régimen de El Asad de una situación privilegiada en comparación con el resto de cristianos de Oriente Medio, muchos de ellos perseguidos y martirizados. En una entrevista publicada en La Gaceta, el arzobispo de Alepo, Jean-Clement Jeanbart, advierte que "hay opositores que son miembros de Al Qaeda llegados desde Libia" y que la llegada de los islamistas al poder tras la primavera árabe significaría un empeoramiento de la vida no sólo de los cristianos sino también de todos los sirios.

El prelado señala que los cristianos en dicho país "tienen miedo de lo que pueda pasar" y asegura la caída del régimen de Asad empeoraría la situación no sólo para ellos sino "que se volverá terrible para todos los sirios". "Sus partidarios nunca lo aceptarían. El Ejército y el Gobierno no se quedarían quietos. Pero no creo que eso suceda: nada menos que el 75% de la población siria respalda a Asad. Aunque los medios de comunicación occidentales afirmen que la oposición es más fuerte, no es cierto", afirma.

El arzobispo resalta que pese a que en términos numéricos los cristianos representan tan sólo el 10% de la población siria, desde el punto de vista político, su representatividad no es nada despreciable. "En el actual Gobierno tres ministros son cristianos. El ministro de Defensa, que es el segundo mando del Estado después del Presidente del Consejo, es cristiano, lo mismo que el jefe del Estado Mayor. El presidente del Banco Central también es cristiano".

"En Siria no hay distinciones entre religiones. Es un país laico, pero un laicismo positivo, no anticristiano ni antimusulmán, sino que la vida religiosa y espiritual de una persona es privada y la vida civil es pública. En ese espacio debemos vivir juntos cristianos, alauitas, musulmanes, drusos... Nuestra fe religiosa no debe separarnos, sino que debemos estar unidos en la pertenencia a nuestra patria. Si el régimen que venga acepta esa condición fundamental, estaremos de su parte. Pero tenemos miedo de que lo que venga sea como en Egipto, en Túnez o en Libia, fanático y fundamentalista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario