sábado, 7 de enero de 2012

La secta islamista Boko Haram da un "ultimátum" para que los cristianos se retiren del norte de Nigeria

Militante de Boko Haram.
Resumen/ReL. La secta radical islamista Boko Haram dio un ultimátum de tres días para que los cristianos que viven en el norte de Nigeria se vayan de esa región, mayoritariamente musulmana, y prometió resistir a las tropas gubernamentales encargadas de aplicar el estado de emergencia.

Un portavoz del grupo, Abul Qaqa, dijo que Boko Haram "ha dado un ultimátum de tres días para que los cristianos se retiren del norte de Nigeria". El mismo dirigente añadió en lengua hausa, hablada en el norte del país, que el grupo también formuló un llamamiento "a los hermanos musulmanes del sur (región mayoritariamente cristiana) para que vengan al norte, porque tenemos pruebas de que han sido atacados".

El portavoz criticó la visita que el presidente Jonathan realizó el sábado a una iglesia católica en la periferia de Abuja, donde se produjo el ataque que mató a varias decenas de personas el 25 de diciembre. "El presidente no ha ido nunca a visitar los lugares donde han muerto musulmanes", dijo.

Varios obispos católicos han solicitado al presidente nigeriano que pida ayuda de expertos extranjeros en soporte a las fuerzas de seguridad en su lucha contra Boko Haram. La comunidad cristiana nigeriana incluso amenazó con recurrir a la autodefensa si la violencia continúa en un país dividido entre un norte pobre y predominantemente musulmán, y un sur más rico, mayoritariamente cristiano y animista.

Boko Haram (grupo cuyo nombre significa "la educación occidental es un pecado" y que se considera continuador de los talibanes afganos) ha reivindicado numerosos ataques, incluyendo el atentado suicida cometido en agosto de 2011 contra la sede de la ONU en Abuja, que dejó 25 muertos y la serie de atentados contra iglesias cristianas, en Navidad.

En Maiduguri, epicentro de los episodios de violencia imputados al grupo radical, los habitantes han sido testigos de un sensible aumento de las patrullas, e incluso de las incursiones de soldados en viviendas, para buscar armas o bombas.

Presionado para contener los ataques y atentados que dejaron cientos de muertos en 2011, el presidente Jonathan anunció el cierre de las fronteras en las regiones más afectadas por la violencia. Esta medida incluye especialmente a los estados de Yobe, Borno, Plateau y Níger. Fin.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario