lunes, 30 de enero de 2012

En Indonesia los incidentes de persecución se multiplicaron en 2011

Una Iglesia Católica incendiada por
extremistas musulmanes en febrero.
Los actos de violencia y la intolerancia contra los cristianos en Indonesia casi se duplicó en 2011, gracias a una campaña islamista que propone cerrar iglesias, demostrando así la difícil situación de la minoría religiosa en ese país.

Según las últimas estadísticas (hecha por iglesias cristianas locales con el apoyo de otros institutos incluso musulmanes), en el 2011 se contaron 54 actos de violencia y violaciones de otro tipo contra los cristianos, frente a 30 en 2010. El número de incidentes de este tipo contra las minorías religiosas, en general, también creció de 198 en 2010 a 276 en 2011, pero lo peor es que autoridades siguen pasando por alto la amenaza del extremismo, dijo un representante del Instituto Wahid (Organización musulmana que promueve la tolerancia religiosa) con sede en Yakarta.

El Instituto Wahid también observa un intento de institucionalizar la intolerancia en el archipiélago de alrededor de 238 millones de personas, de los cuales el 88 por ciento musulmanes. Al menos 36 reglamentos para prohibir prácticas religiosas -consideradas desviadas del Islam- se aplicaron en el país en 2011.

El Instituto Setara para la Democracia y la Paz, con sede en Yakarta, señaló que tanto el gobierno como los grupos de la sociedad fueron responsables de los incidentes contra los cristianos en este último año, por callar ante las organizaciones religiosas extremistas, como el Frente de Defensores Islámicos (FPI).

El oeste de Java, la provincia más poblada del País y donde se encuentra la capital, Yakarta, ha sido escenario de 160 incidentes contra las minorías religiosas. En la década de 1950, Java Occidental fue la base de un grupo islamista, Darul Islam, cuyos grupos disidentes siguen activos, luchando contra el gobierno "secular" y las minorías religiosas. Esta región cuenta con unos 520.000 cristianos.

Cristianos oran durante la vigilia de
Navidad en Yakarta.
El día de Navidad, dos iglesias en Bogor fueron atacadas por grupos extremistas, cuando llevaban a cabo un servicio navideño, dijo un líder de la Indonesia Gereja Kristen, también conocida como "la Iglesia Yasmin", a la agencia Compass en un correo electrónico, quien agregó que es el segundo año en que no se les permite celebrar la navidad en su iglesia, a la cual, por presiones de grupos islamistas, el gobierno no ha dado el aval para concluir las obras del templo en construcción desde hace más de dos años.

El 25 de diciembre, miembros de la iglesia insistieron en que querían celebrar la Navidad en el edificio, que es legalmente suyo, pero la policía les impidió incluso ir cerca de la estructura, dijo la fuente. La congregación se reunía en la casa de un miembro de la iglesia.

Para mostrar su solidaridad con la iglesia  miembros de Ansor, (ala juvenil de una de las mayores organizaciones musulmanas de Indonesia), Nahdlatul Ulama (NU), activistas de las religiones, (entre ellos la hermana y la hija menor del ex  Presidente del instituto Wahid, Abdurrahman); y los miembros de la Red de Acción musulmanes asiáticos, marcharon con ellos para exigir los derechos de las minorías religiosas. Pero poco podían hacer para ayudar, pues a pesar de que la policía estaba presente a solo tres metros de distancias de los extremistas que atacaban a los manifestantes, esta no hizo nada para defenderlos.

Luego de atacar y cerrar la iglesia Yasmin, los extremistas musulmanes se dirigieron hacia la iglesia católica de san Juan Bautista, en el área de Parung Bogor, a quienes las autoridades habían ordenado formalmente detener sus servicios de Navidad.

El templo san Juan Bautista fue construido hace seis años, pero días antes de Navidad, el jefe de distrito de Bogor, Rachmat Yasin, emitió la orden de cese de las actividades de la iglesia, argumentando que su construcción viola las normas de planificación debido a su proximidad a una zona residencial. Poco después de la orden, un grupo llamado la Comunidad Musulmana de Parung Bogor colocó un cartel cerca de la iglesia, afirmando que era en apoyo del movimiento de Rachmat de prohibir las actividades de la iglesia, de acuerdo con el Globo de Yakarta .

Así, a lo largo del año se han presentado ataques contra las iglesias cristianas y asesinatos de cristianos (sacerdotes católicos, pastores evangélicos y laicos), llegando incluso a cerrar sus lugares de culto, todo con la aprobación del gobierno y la policía, aún cuando las edificaciones tienen licencia para su construcción.

Susilo Bambang, Presidente
de Indonesia.
El Instituto Setara criticó al presidente Susilo Bambang Yudhoyono, por no actuar ante esta situación "El presidente instó a la gente a ser tolerante en al menos 19 de sus discursos en el 2011, pero no ha respaldado sus palabras con la acción", señaló.

La intolerancia ha ido aumentando en Indonesia, cuya constitución se basa en la doctrina de la Pancasila (cinco principios que sustentan la creencia de la nación en el único Dios, el sentido de humanidad, la unidad, la democracia y la justicia social para todo el pueblo de Indonesia). El informe Setara citó un incidente de febrero en el que una turba de unos 1.500 extremistas musulmanes mató brutalmente a tres miembros de la comunidad Ahmadiyya , que es vista como herética por la mayoría de los musulmanes, en la provincia de Banten cerca de Java Occidental.

Fuentes
Compass direct; "Anti-Christians incidents..." 4 de enero de 2012.
Country Studies; "Pancasila" consulta 28 de enero de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario