sábado, 7 de enero de 2012

"En España ha habido un fenómeno de nuevo anticlericalismo"

   
Monseñor Antonio Rouco
Varela.
Fragmento de la entrevista al Cardenal Monseñor Antonio María Rouco Varela
Por: Laura Daniele/ABC.

Con motivo de la Misa de la  Familia Cristiana, que tuvo lugar en la Plaza de Colón el 30 de diciembre, el cardenal Antonio Rouco Varela, ha recibido a ABC en su casa para contarnos cómo vive la Iglesia su apuesta decidida por la vida y la institución familiar. En la misma aseguró que espera que el nuevo Gobierno "ayude a superar la hostilidad hacia la Iglesia", señalando claramente su preocupación por el "reverdecimiento" de actitudes anticlericales en España y el resto de Europa.

-Empresarios y sindicatos negocian una reforma laboral en la que también se incluye pasar festivos tan enraizados en la tradición cristiana como el de Todos los Santos o la Inmaculada a lunes para fomentar la productividad en el trabajo, ¿cómo ve usted esta medida?

-Primero tenemos que saber cuáles son las propuestas que el Gobierno considera como aceptables para lograr un funcionamiento más exigente o más riguroso del mundo del trabajo y de la economía. Pero, en cualquier caso, el criterio puramente económico no se puede considerar como principio máximo del mercado del trabajo al que haya que sacrificarlo todo. Además, todos sabemos por experiencia de la vida que para rendir bien hay que descansar y disponer de tiempo para que la persona y la familia vivan los grandes valores de la fe y del espíritu. Eso es importantísimo también.

-¿Cree que con esta nueva etapa política va a cambiar el ambiente hostil que hemos vivido en los últimos años hacia la manifestación de lo religioso en el espacio público?

-En toda Europa y también en España ha habido ciertamente un reverdecimiento de actitudes hostiles hacia la Iglesia. Lo que se conoce como el fenómeno de un nuevo anticlericalismo. Efectivamente la acción legislativa y el modo de gobernar en cualquier país influye mucho para bien y para mal en este fenómeno. Yo espero que en esta nueva etapa política, las actuaciones tanto en el campo legislativo como del Gobierno nos ayuden a superar esas posturas de hostilidad a veces manifestadas públicamente con respecto a un ejercicio de un derecho fundamental como es el ejercicio de la libertad religiosa. En España, como en otros países de Europa, los católicos queremos poder vivir nuestra fe y nuestra pertenencia a la Iglesia tanto en lo privado como en lo público en ese marco de los derechos fundamentales que todos reconocemos y, entre los cuales, destaca el derecho a la libertad religiosa.

Fuente


No hay comentarios:

Publicar un comentario