miércoles, 25 de enero de 2012

Cristo presente entre los refugiados de la etnia Karen de Birmania

Resumen/Fides. Durante tres días un grupo de obispos, sacerdotes y laicos en Asia viven las dificultades, los sufrimientos y la pobreza extrema de los refugiados de la etnia Karen de Birmania, acampados en la frontera entre Tailandia y Myanmar: iniciativa, que forma parte de un programa organizado por la Oficina para el Desarrollo Humano, de la Federación de Conferencias Episcopales de Asia (FABC).

Entre ellos se encuentra su excelencia mons. Berard Toshio Oshikawa, OFM, Obispo de Naha (Okinawa), en Japón, que cuenta a Fides "la extraordinaria experiencia de compartir el Evangelio": "Para nosotros es un día muy significativo: estar junto los pobres, personas víctimas de graves injusticias".

Del grupo es también parte de p. Nithiya Sagayam OFM Capp, Secretario Ejecutivo de la Oficina de Desarrollo Humano de la FABC, organizador del programa. P. Sagayam dice a Fides: "Vivimos con alegría esta experiencia de inmersión en la pobreza. Estamos en un campo de refugiados de la etnia karen. Están aquí desde hace más de diez años, en una zona fronteriza. No han tenido acceso a la educación, no hay escuelas, ni asistencia médica, ni seguridad. Están olvidados por todos. El gobierno tailandés ha dejado de prestar ayuda humanitaria y sólo Cáritas y otras ONG se preocupan de ellos. Les falta la identidad, por lo que son "invisibles". De hecho, los niños nacidos aquí legalmente no existen, no tienen valor jurídico. Queremos presentar un recurso ante el gobierno de Tailandia y llevar sus problemas a la atención de las Naciones Unidas".

Como se ha explicado a la Agencia Fides, los obispos y los delegados se dividieron en cuatro grupos: uno vive entre los refugiados birmanos; otro se encuentra en un barrio de trabajadores inmigrantes; otro ayuda a los pacientes de SIDA en una clínica; y el último pasa tres días en un centro de rehabilitación para las víctimas de la trata de seres humanos. El programa finalizará con tres días de reflexión y de intercambio, para preparar directrices y estrategias de intervención que se presentarán a las respectivas Conferencias Episcopales. Fin.

La etnia Karen, en tiempos de la colonia británica, se convirtió al cristianismo, pero con el tiempo presionados por las persecuciones en Birmania, fueron abandonando su fe y se han regresado a sus antiguas religiones tradiciones y al budismo. Hoy, solo el 30% de los que pertenecen a esta etnia son cristianos, muchos de los cuales han tenido que huir por la presiones del gobierno, que los ve como aliados de occidente y por tanto, enemigos del Estado.

Un informe por un grupo de defensores de derechos humanos, señala que los cristianos de este grupo étnico son explotados por el gobierno y por el ejército, quien pretende convertirlos al budismo. Antiguamente encontraban apoyo en Tailandia, pero las relaciones de este con el Estado birmano, han comenzado a presionar también para que los Karen, regresen a Birmania, donde seguramente les espera una dura represión.

Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario