martes, 10 de enero de 2012

Católicos con "éxito" en Pakistán en la mira de los fundamentalistas

Protesta de cristianos pakistaníes.
Por Mauro Pianta

V.I. Obtuvo el ascenso hace un par de meses. Ilias Bhatti, de 36 años, licenciado en economía y comercio, fue nombrado director de una sucursal de un banco paquistaní en la ciudad de Lahore; se lo ganó con su trabajo. Sacrificios, compromiso, intuiciones acertadas y, sobre todo, mucho, muchísimo trabajo. Y finalmente, hace dos meses, llegó el reconocimiento de sus méritos: director de sucursal.

Pero hay un problema. Ilias es católico y nunca lo ha ocultado. Una diferencia sustancial en Paquistán, en donde las minorías religiosas, los cristianos en particular, sufren cotidianamente violencia y discriminación.

Efectivamente, empezaron a llegar, las primeras reacciones de parte de algunos colegas musulmanes: frases feroces, maldiciones, amenazas veladas.

«El director del banco –explican las fuentes de Lahore, que prefieren el anonimato– tiene una visibilidad y un peso social importantes. Para la mentalidad de los fundamentalistas es intolerable que una responsabilidad de este tipo la cubra un católico: se trata, según ellos, de un auténtico insulto».

Así, tras las amenazas veladas, se pasa a las amenazas explícitas. Llamadas nocturnas y cartas anónimas con gusto inequívoco: «Deja ese lugar si no quieres acabar muerto». «Vete o te matamos a ti y a tu familia». Ilias tiene una esposa (también católica y que enseña en una prestigiosa escuela privada de Lahore) y una hija de 6 años. Algunas amenazas particulares para la niña: «O te vas o la raptamos».

Las advertencias se vuelven todavía más «convincentes»: alguien quemó el automóvil del director de banco católico. Lo habían amenazado: «Primero tu coche y después va tu casa». Es demasiado. Ilias se rinde. Ahora, junto con su familia, vive escondido en alguna parte de la “tierra de los puros”. Otra pequeña gran victoria del fanatismo.

Fuente

2 comentarios:

  1. Ojo con los fundamentalismos cristianos. Tan negativo lo uno como lo otro.

    ResponderEliminar
  2. Tiene razón mi querido amigo... pero recuerde que hoy por hoy ningún fundamentalista cristiano (que los hay mucho; los más terribles los he conocido en Colombia y en Barranquilla je je je!!!!) sería capaz de condenar a muerte (por lo menos en esta vida) a los otros, por el hecho de ser de otra religión. Dios te bendice!!!!

    ResponderEliminar