jueves, 19 de enero de 2012

Castigo público a una cristiana conversa en Somalia

Resumen/Compass. Sofia Osman, de 28 años de edad de la ciudad de Janale, una las principales de Somalia, a unos 200 kilómetros (124 millas) de Mogadiscio, fue detenida por militantes extremistas islámicos de al Shabaab en el mes de noviembre, y castigada con azotes públicos, recibió 40 latigazos. Su delito: convertirse al cristianismo, "una religión extrangera". 

El 22 de diciembre la expusieron nuevamente para que fuese abucheada por los espectadores. Un testigo presencial, dijo a la agencia Compass: "Vi su desmayo. Pensé que había muerto, pero pronto volvió en sí y su familia se la llevó". La flagelación se administró en frente de cientos de personas, como escarmiento para que a ningún otro musulmán se le ocurriera convertirse al cristianismo. Actualmente se encuentra encerrada en su propia casa y no se atreve a salir de ella por temor a ser asesinada por los fundamentalistas.

Osman se convirtió al cristianismo hace cuatro años y es miembro de la iglesia clandestina en el Cuerno de África, devastado por la guerra y el hambre. Somalia en gran parte es controlado por el grupo islamista Al Shbaab, vinculado a Al Qaeda.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario