lunes, 9 de enero de 2012

Boko Haram pretende eliminar el cristianismo de Nigeria

Mujeres cristianas lloran a sus familiares asesinados
por la secta islamista Boko Haram.
Luego del ultimátum dado por la secta islamista Boko Haram, en los últimos días se han registrado una serie de atentados que ha cobrado la vida de al menos unos 28 cristianos. La cuestión está tan dramática que incluso se puede desencadenar una guerra civil por motivos religiosos.

El pasado 7 de enero, murieron al menos unas doce personas, en un ataque de supuestos miembros de la secta, que comenzaron a disparar contra un grupo de ciudadanos reunidos en la localidad de Mubi, en el estado de Adamawa. Según dijo a Efe un miembro de la Policía, se cree que las víctimas pertenecían a la tribu Ibgo, originaria del sudeste de Nigeria, de mayoría cristiana.

El mismo día, un ataque de un grupo de hombres armados contra una iglesia cristiana en el estado de Gombe, en el norte del país, dejó al menos seis muertos y diez heridos. Además, poco después del atentado contra los reunidos en Mubi, se informó de intensos tiroteos en la localidad de Potiskum, en el estado de Yobe, que ya fue blanco de acciones violentas de los insurgentes islamistas.

La Asociación Cristiana de Nigeria ha pedido a sus miembros que adopten todas las medidas necesarias para defenderse, lo que hace temer el inicio de un conflicto abierto entre fieles de las dos religiones. Nigeria es la nación más poblada de África, con más de 150 millones de habitantes, alrededor del 50% de ellos musulmanes, la mayoría de los cuales residen en la mitad norte, mientras el otro 50% son cristianos asentados en la mitad sur.

Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario