viernes, 2 de diciembre de 2011

Santa Bibiana

Martirio de Santa Bibiana, óleo de Pascual Perez
En la Parroquia de San José, Puebla-México
2 de Diciembre

Tratando de rescatar de entre las historias que rayan en la leyenda se puede asegura que, santa Bibiana es de las últimas víctimas de la persecución anticristiana de Julián el Apóstata (361-363). 

En una Passio Sanctae Bibianae, no anterior al siglo VII, se lee que el gobernador Aproniano, después de haber hecho asesinar a Fausto y a Dafrosa, seguro de poderse adueñar de su patrimonio, trató de obligar a la apostasía a las jóvenes hijas de los mártires. Encerradas en la cárcel, Demetria murió antes de la terrible prueba. Bibiana, impávida y resuelta, enfrentó al gobernador, por lo que fue atada a una columna y flagelada. 

Llena de llagas por todo el cuerpo, finalmente la joven mártir entregó su alma a Dios. Echaron su cuerpo a los perros, pero unos cristianos lo rescataron y le dieron sepultura junto a la tumba de sus padres y de la hermana, posiblemente en la que fue su casa, en donde pronto construyeron una capilla y más tarde la actual basílica, sobre el monte Esquilino. 

De esta historia, da cuenta el biógrafo del Papa Simplicio (468-83), atribuyendo a este pontífice la construcción de la basílica en honor de la bienaventurada mártir Bibiana "juxta Licinianum ubi corpus eius requiescit"

ORACIÓN
Oh Dios, dispensador de todo bien, que has reunido en tu sierva Bibiana la flor de la virginidad con la palma del martirio, dígnate, por su intercesión, unir nuestros corazones a ti con los vínculos de la caridad, a fin de que, libres de todo peligro, obtengamos las recompensas eternas. Por J. C. N. S. Amén.


Fuente: Aciprensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario