viernes, 30 de diciembre de 2011

Malasia castigará la conversión al cristianismo

The Malaysian Insider ha informado que las autoridades musulmanas del país quieren reforzar la aplicación del Control de las religiones no-musulmanas en Malasia, promulgada en 1988, sancionado en 1995 en el Derecho Penal Islámico, que cataloga como un delito la conversión al cristianismo. Las autoridades musulmanas quieren endurecer las penas por este “delito”. 

Malasia se precia entre los musulmanes como un país musulmán moderado y sin “estridencias” islámicas, pero la Unidad de Investigación encargada de buscar apóstatas y conversos al cristianismo ha informado a los periodistas que ha detectado más de 41 apóstatas en Petaling Jaya que se han convertido al cristianismo, en su mayoría mujeres de entre 30 y 60 años de edad, pertenecientes a familias de bajos ingresos, por lo cual se hace necesario "tomar medidas". 

Datuk Ali Hasan, Consejero Ejecutivo del Estado encargado de Asuntos Islámicos, postuló que la cifra probablemente era sólo la punta del iceberg, y que el número real podría ser mucho más grande. "Podría haber cientos, quizás miles" dijo, preocupado, y añadió que "Nadie ha reunido la información y las estadísticas de hechos", diciendo que él había fundado hace dos años y medio la "Unidad Selamatkan Akidah (Unidad de Rescate de la Fe)", para recoger los datos y "convencer" a los apóstatas a retornar al Islam. Debido a que no ha tenido mucho éxito en su tarea, ahora el gobierno musulmán “moderado” y “tolerante” de Malasia aplicará penas más duras a los que cometan el delito islámico de conversión al cristianismo. 

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario