sábado, 31 de diciembre de 2011

Le expulsaron de clase por desaprobar el estilo de vida gay

Homosexual Agenda - Howell High SchoolEl 20 de octubre de 2010 en el instituto Howell High School de Michigan (EEUU) el profesor de Economía llegó a clase con una camiseta de color púrpura con el logo "Tyler´s Army", parte de una campaña de la asociación "Alianza Gay Lesbiana contra la Difamación", en teoría para denunciar la agresividad contra los homosexuales, en la práctica una forma de fomentar la aceptación social y moral de las prácticas homosexuales.

El profesor, Jay McDowell, dedicó toda la clase a hablar de los homosexuales, de los abusos contra homosexuales, etc... (algo sin relación directa con su materia: la economía). Y después se dirigió al joven estudiante Daniel Glowacki y le preguntó que sentía con respecto a los homosexuales. El alumno respondió que como católico se sentía ofendido por el estilo de vida gay. A continuación el profesor le expulsó de clase por todo el día.

Pero Daniel Glowacki no se amedrentó, sino que contactó con el Thomas More Law Center (TMLC), un centro de abogados católicos que defienden los derechos culturales y de expresión de los católicos, y llevó al colegio a los tribunales. El TMLC le representa gratuitamente, porque los lobbies del homosexualismo político quisieron presentar el hecho como una caso de "educación contra la homofobia", cuando se trata más bien de un abuso ideológico por parte del profesor.

"Los activistas homosexuales, con el apoyo cómplice y voluntario de los sindicatos de profesores están usando nuestras escuelas públicas para fomentar una agenda destructiva para nuestros hijos, creando un entorno hostil para los alumnos que se oponen a su agenda por razones morales o religiosas", afirman los abogados católicos.

"El distrito escolar está promoviendo el concepto de que oponerse a la homosexualidad por razones religiosas es lo mismo que la homofobia, el abuso físico (bullying) o el discurso de odio (hate speech), para erradicar toda oposición", denuncia el TMLC. De hecho, después de expulsar a Daniel Glowacki, el profesor preguntó si había alguien más en clase opuesto a la homosexualidad: un alumno levantó la mano y también fue expulsado de clase. "En este caso el agresor es el profesor y los jóvenes afectados las víctimas" señala el abogado católico.

Poco después, un chico de 14 años que se declara abiertamente homosexual fue a comentar el caso en una reunión de la dirección del centro y a apoyar al profesor militante. En pocos tiempo, este mismo chico recibió una beca escolar por valor de 10.000 dólares de una compañía de comunicación digital, señala el TMLC.

Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario