viernes, 9 de diciembre de 2011

Las acusaciones contra las monjas de la Caridad en Sri Lanka no tienen fundamentos

Mons. Malcolm Ranjith
Arzobispo de Colombo-
Sri Lanka.
Resumen/Efe. Monseñor Malcolm Ranjith considera "sin fundamentos" las acusaciones de tráfico de niños contra las monjas de la orden fundada por la beata Teresa de Calcuta y afirmó a través de un comunicado que los católicos no participarán en diciembre en los actos organizados por el Ejecutivo ceilanés, tras las "acusaciones sin fundamentos".

Los hechos comenzaron el pasado 23 de noviembre, cuando la policía local realizó una redada en el convento de "Prem Nivesa", en la localidad costera de Moratuwa -en el distrito de Colombo-, a petición de la Autoridad Nacional de Protección del Niño. Dos días después, la policía arrestó a la hermana superiora del convento, Mary Eliza -hoy en libertad bajo fianza-, acusada de traficar con menores a raíz de, dijo el cardenal Malcolm Ranjith, una "llamada anónima" recibida por el organismo protector del niño. Ver noticia.

"Pregunté a las hermanas sobre las acusaciones que existen contra ellas y me respondieron claramente que nunca han vendido un niño ni tampoco han dado a ningún niño en adopción sin seguir los procedimientos legales pertinentes" dijo Monseñor Ranjith. La Iglesia Católica en Sri Lanka anunció que boicoteará todo acto del Gobierno después de que estos hechos inadmisibles.

"Mentiras", espetó el cardenal tras hacer referencia a las 700.000 y 35.000 rupias (4.600 y 230 euros, respectivamente) que, según diversos periódicos locales, ha recibido la congregación por las supuestas adopciones ilegales.

En Sri Lanka el 70 % de la población es budista y el 15 % practica el hinduismo; el restante 15% se reparte entre cristianos, musulmanes y otras confesiones. Las organizaciones cristianas que operan en Asia del Sur reciben de cuando en cuando presiones procedentes de los organismos gubernamentales, sensibles ante cualquier supuesto intento de proselitismo procedente de esa religión.

Ranjith recordó que en Sri Lanka se producen al año, según un informe del Ministerio de Salud, 300.000 abortos, y la principal preocupación de las Madres de la Caridad, "a diferencia de otros organismos", es que esos niños "nazcan y tengan un futuro digno".

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario