sábado, 10 de diciembre de 2011

Joven católica asesinada en Faisalabad: una "mártir de la fe"

Cristianos pakistaníes.
La Iglesia católica la define como "una mártir de la fe": Mariah Manisha era una chica cristiana de Faisalabd asesinada hace una semana por un hombre musulmán que la secuestró y que tenía la intención de casarse con ella. P. Zafal Iqbal, párroco católico Khushpur, donde vive la familia de Mariah, que tenía18 años, informa a la Agencia Fides que "la chica se resistió, no quería convertirse al Islam y no se casó con el hombre, que por esta razón la mató. Es una mártir". Los cristianos del lugar comienzan a llamarla "la María Goretti de pakistán".

El musulmán Mohammad Arif Gujjar, responsable del asesinato del 27 de noviembre 2011, pertenece a una familia rica, en continuo contacto con figuras políticas de relieve en Punjab e influyentes líderes religiosos islámicos. Mientras que el asesino fue detenido y continúa la indignación, los líderes ancianos musulmanes están visitando a a familia para darles sus condolencias y también para ofrecer dinero a cambio de "silencio". Los padres de Mariah, Razia Bibi y Manisha Masih, que viven en el pueblo de Samundari y tienen cinco hijos, están indignados por estas propuestas.

El P. Iqbal informó de lo sucedido a la Comisión "Justicia y Paz" y al obispo de Faisalabad monseñor Joseph Coutts. "El culpable fue detenido y la policía está investigando. Esperamos que se haga justicia, mientras, la comunidad está triste y molesta ", dice a Fides p. Iqbal. "Casos como este ocurren a diario en Punjab", confirma a Fides P. Khalid Rashid Asi, Vicario general de la diócesis de Faisalabad. "Es muy triste, los cristianos, a menudo las niñas, son víctimas indefensas".

Otro caso resuelto en los últimos días, es el del anciano católico de 72 años de Faisalabad, Rehmat Masih, liberado hace una semana, después de 2 años de prisión y de inmenso sufrimiento, tras una falsa acusación de blasfemia. 

Fuentes
Agenzia Fides, 2 de Diciembre de 2011.
Agenzia Fides; 7 de Diciembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario