domingo, 18 de diciembre de 2011

Ha estado en tres países islámicos y en todos ha sido amenazado con la muerte por convertirse al cristianismo

Militantes del grupo terrorista Al Shabaab en
Somalia.
Un converso del islam somalí llegó a Kenia en 2001, pero él y su familia están buscando de nuevo un tercer país a donde huir, después de los musulmanes en Nairobi recientemente publicaron su foto en una mezquita, acusándolo de ser una amenaza para el Islam.

Los musulmanes del enclave somalí de Nairobi en Eastleigh, se enteraron que Adán Musse Othman, de 60 años, había traducido fragmentos bíblicos y una película sobre Jesús en Maay, uno de los dialectos de Somalia. Las amenazas de los extremistas islámicos no se hicieron esperar, le llamaron por teléfono a su residencia y le dijeron que eran conscientes de su participación en la producción de la película cristiana y la traducción de los pasajes bíblicos en Maay.

"No puedo tomar esas amenazas a la ligera, por lo tanto, mi solicitud es de reasentamiento por razones de seguridad en el que podemos vivir en paz, con decencia y libertad - también, para salvarnos de la muerte y la violencia", dijo.

Othman, que camina con la ayuda de un bastón, ha hecho varias solicitudes a la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados para el reasentamiento y está esperando la respuesta.

"Creo que nuestro caso requiere una atención urgente, dada la situación actual en torno a nuestro bienestar", dijo. "Con la creciente radicalización del Islam en Somalia, y las repercusiones potenciales en Kenia, me siento inseguro con mi familia en este país".

Othman aseguró que su ausencia en las oraciones en la mezquita había llevado a sus amigos y parientes musulmanes a huir de él y de su familia. "No hay relaciones cordiales entre nosotros, y he recibido varias amenazas telefónicas y mensajes cortos de texto en mi teléfono por personas que dicen saber que yo soy un cristiano", afirmó. "He informado de este asunto a la estación de policía de Pangani. Las amenazas a mí y a mi familia a partir de los radicales islámicos todavía me persegue aquí en Nairobi. Hay gente que me conoce y conoce a mi familia, sospechan de mi fe. Cuando mi esposa visita Eastleigh, tiene que cubrirse el rostro para evitar ser identificada".

Othman salió de Somalia por temor a la Guerra Civil o a quienes lo matarían, pues son hostiles a su fe cristiana, "La situación actual en Somalia, la aparición de Al Shabaab y la introducción de la sharia (ley islámica), hace que sea impensable que yo pueda volver a Somalia", dijo. Se desempeñó luego, como oficial de enlace médico con una ONG cristiana con sede en Mogadiscio, entre 1992 y 1995, y más tarde su familia se trasladó a Baidoa, cuando la guerra se intensificó.

"Ese tipo de trabajo resultó peligroso para mí desde que empecé a recibir llamadas telefónicas amenazadoras de los extremistas islámicos. También sentí que algunos miembros de mi sub-clan, que sabían de mí no estaban contentos, a juzgar por la forma en que constantemente me desafiaban a exponer mi posición espiritual, puesto que estaba trabajando con una ONG cristiana, y esto me hizo sentir muy inseguro".

Al principio no tomó en serio las amenazas. Pero entonces los extremistas islámicos mataron a tiros a su primo, Abdi Washed, un cristiano, en Mogadiscio en 1994, y poco después tres amigos fueron asesinados en el mercado de Bakaro en Mogadiscio. "Los asesinatos fueron cuidadosamente planificados. Me advirtieron entonces mis amigos más cercanos y parientes que era el siguiente en la lista como blanco de asesinos de cristianos "

Los intensos combates en Baidoa han hecho difícil para Othman cruzar a Kenia. Él fue capaz de salir de Somalia por vía aérea en 2001, y al año siguiente su familia se unió a él después de viajar a pie o en autobús.

Anteriormente había trabajado en Yemen con un grupo cristiano, a donde llegó en 1986 después de completar los estudios teológicos en el extranjero. Llegaría a ser una de sus primeras experiencias con personas hostiles al cristianismo. "Algunas personas desconocidas por mí informaron a las autoridades yemeníes que yo era cristiano. Fui arrestado y encarcelado durante nueve meses de ese año en la Prisión Central de Sana'a".

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario