lunes, 5 de diciembre de 2011

Guardería danesa deja de celebrar la navidad para no ofender a los mulsumanes

Resumen. En la pequeña localidad de Lillerot (Dinarmaca) de tan sólo 15.000 habitantes, una guardería infantil no celebrará este año la Navidad, para no ofender a la religión musulmana. El centro justifica su decisión alegando que existen un número importante de hijos de musulmanes. No opinan lo mismo los representantes de la iglesia danesa, que consideran que la celebración de la Navidad es una parte importante de la tradición del país, así como otros padres de alumnos, que pretenden que sus hijos mantengan sus raíces. Fin

Es una cosa curiosa que se presenten noticias como estas, cada vez con mayor fuerza en las naciones occidentales, queremos ser tan abiertos, tan acogedores, "tan democráticos", que nos volvemos ciegos y dejamos las puertas abiertas para que otras tradiciones suplanten las nuestras. ¿Qué tiene que ver la integración de los musulmanes en nuestras sociedades con olvidarnos de lo que somos?.

Miremos las situaciones de quienes buscan un poco de libertad en las naciones donde ellos son mayorías, los cristianos no piden que dejen de celebrar el Ramadán o abandonen las enseñanzas del Corán, en las escuelas de las naciones árabes, de hecho ni se atreverían a hacerlo, porque correrían el riesgo de que se intensificaran las persecuciones contra ellos. Los cristianos que viven en las tierras de "eternas primaveras" en su gran mayoría viven en la clandestinidad, parece ser que algunas personas se  olvidan de esto.

Ahora bien, abogamos por los derechos de los que llegan -que si que los tienen-, que se cumplan nuestras constituciones, se les respeten sus creencias y se les proporcione la libertad de celebrar tanto privada como públicamente su fe y de no participar en aquellas celebraciones que atenten contra ella. Pero esto no significa que por cumplir los derechos de una religión, se pase por encima de los de otra. Ahora me pregunto: ¿Dónde quedan los derechos de los cristianos?

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario