miércoles, 28 de diciembre de 2011

El arzobispo de Abuya pide ayuda al Gobierno tras los atentados a iglesias

Monseñor John Olorufemi, Arzobispo
de Abuya-Nigeria.
Resumen/EFE. El arzobispo de Abuya, John Olorufemi Onayekan, ha pedido al Gobierno de Nigeria que defienda a los cristianos y ha asegurado que los atentados islamistas contra iglesias católicas, que han causado al menos 40 muertos, no detendrán el diálogo y la reconciliación con los musulmanes.

John Olorufemi Onayekan, en declaraciones a Radio Vaticano, dijo hoy que en la comunidad cristiana nigeriana hay quien ha aceptado con resignación los atentados cometidos por la secta islamista Boko Haram, otros no entienden lo sucedido y muchos jóvenes católicos están furiosos. "Hemos intentado calmarles, pero le hemos dicho firmemente al Gobierno que el único modo de aplacar la rabia de los jóvenes que han perdido a sus hermanos o amigos es que esté a la altura de la situación y que localice y elimine las madrigueras de esos grupos terroristas", añadió.

El prelado de la capital nigeriana agregó que habían hablado con el ministro de Interior y le habían preguntado si el Gobierno es capaz de defender a los cristianos, "o cada uno debe defenderse por su cuenta, así como a su familia" y expresó su temor de que hechos como estos desaten tensiones y odio recíproco entre cristianos y musulmanes, "y eso sería una tragedia aún mayor".

Onayekan dijo también que no tienen miedo de los musulmanes "y no debemos dejar que nos maten nuestro espíritu, que es de convivencia, de vivir juntos, de respetarnos los unos a los otros".

Un día después de los atentados contra varias iglesias en Navidad, el arzobispo de Abuya insistió en la necesidad de "promover una vida en armonía y respeto recíproco con la comunidad musulmana". "Tenemos que continuar y a pesar del episodios como estos vale la pena proseguir el diálogo y la reconciliación. La gran mayoría de los nigerianos -musulmanes y cristianos- quiere vivir en paz, juntos", subrayó.

El arzobispo destacó que entre los muertos también se encuentran dos musulmanes, que no estaban en las iglesias, sino que pasaban por el lugar en el momento de las explosiones.

Onayekan expresó su agradecimiento al papa Benedicto XVI por las palabras de solidaridad y consuelo enviadas a los católicos nigerianos e insistió en la necesidad de reencontrar el camino de la paz.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario