jueves, 22 de diciembre de 2011

¿Cómo será la situación de los cristianos luego de la muerte del Presidente norcoreano?

Kim Jong-il
Kim Jong II
El sábado 17 de diciembre murió de un ataque cardíaco el presidente de Corea del Norte, Kim Jong II, quien ha mantenido la dictadura en la que se encuentra sumida su nación, por 17 años.

De seguro no nos podemos alegrar con la muerte de alguno, por muy mala persona que haya sido, en ese caso no practicaríamos verdaderamente nuestra fe cristiana, fundamentada en el amor. Por el contrario, oramos por nuestros perseguidores, aún cuando hayan sido crueles con nosotros. Por ello, abandonamos en manos de Dios el alma del presidente norcoreano.

Corea del Norte es la nación donde se persigue con mayor fuerza a los cristianos de todas las denominaciones. La muerte del dictador, deja espacio a muchas preguntas sobre la situación de los mismos, especialmente la de aquellos que se encuentran presos en campos de concentración, cuyo delito más grave fue portar una biblia o reunirse con otros cristianos para orar. En todo el país solo existe una iglesia cristiana católica, sin sacerdote ni culto, solo es un maquillaje ante las otras naciones del mundo, para hacer creer que ellos respetan la libertad de religión.

Ciertamente ante esta noticia inesperada se abre al menos la esperanza de que el nuevo gobierno de Kim Jong III, sea mucho más flexible con los cristianos, elimine los campo de concentración y sea más abierto a la unificación o por lo menos la reconciliación con su vecina Corea del Sur.



No hay comentarios:

Publicar un comentario