domingo, 11 de diciembre de 2011

¿Cómo ayudar a los cristianos de Oriente sin estigmatizarlos?

Autor: Jean-Louis De la Vaissiere, AFP.

El aumento del islamismo en el mundo árabe preocupa a los cristianos de Oriente y sus apoyos occidentales están divididos entre el deseo de defenderlos abiertamente y el evitar estigmatizarlos. 

La dificultad de prever la salida de la actual fase transitoria ha sido subrayada durante un coloquio, organizado jueves y viernes por el Centro cultural francés de Roma. 

En Egipto, en Túnez, en Libia, en Marruecos, en Siria, en Yemen y en Irak, el islamismo está progresando, y las amenazas salafistas incitan a los cristianos a emigrar. 

Varios religiosos, sobre todo libaneses, que asistían a este coloquio tomaron la palabra para predecir "un negro porvenir", y uno de ellos llegó hasta expresar su temor de "un genocidio" de cristianos. 

Cuando ya entre 30.000 y 40.000 coptos han abandonado Egipto desde el mes de marzo, todos los participantes en el coloquio subrayaron que la partida de los cristianos sirve a la causa de los islamistas y empobrece "la diversidad" de la región. 

Una partida masiva "sería una catástrofe", según monseñor Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontifical para el Diálogo Interreligioso que llamó a las comunidades presentes antes la aparición del islam "a permanecer en el lugar". "Para ello es necesario ir a visitarlos, no darles la impresión de que están aislados", aconsejó. 

Monseñor Tauran recalcó también la importancia del diálogo interreligioso: "en las muy difíciles condiciones actuales, solo el diálogo puede salvarnos". 

Este ex "ministro de Relaciones exteriores" del Vaticano aconsejó a los cristianos de Oriente "no repetir demasiado que son una minoría". Son "una minoría que cuenta", dijo. Si el cristiano sigue siendo con frecuencia "un ciudadano de segunda categoría" las elites árabes son muy sensibles al papel que juegan las escuelas y universidades católicas, donde sus hijos suelen estudiar, observó. 

Los cristianos juegan igualmente, según él, un reconocido papel de "facilitadores" en las crisis y de "puente" con Occidente. Una preocupación mayor surge de la frecuente ausencia de estatuto jurídico de los cristianos, según monseñor Tauran. Incluso en Jordania, observó, donde las cosas funcionan bien gracias a la protección del rey, "no tenemos en mano ningún documento, ningún acuerdo" si la situación llegara a cambiar. 

Para Joseph Maila, director de asuntos religiosos de la cancillería francesa, "pese a que las revoluciones árabes surgieron en nombre de los valores universales" las declaraciones de algunos nuevos dirigentes "son inquietantes". 

¿Qué puede hacer Francia, antigua potencia en Medio Oriente? El lenguaje sobre la "protección" de los cristianos de Oriente ha quedado superado, y concentrarse sobre una comunidad puede ser contraproducente: "no los protegemos, nos preocupamos por individuos que son perseguidos por sus convicciones religiosas", dice. 

Fuente
El periódico de México, 3 de Diciembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario