sábado, 3 de diciembre de 2011

Asesinan a los dos hijos de un ex terrorista musulmán porque se convirtió al cristianismo

Resumen. A primeros de noviembre, habíamos dado la noticia de que, algunas aldeas cristianas del norte de Nigeria fueron atacadas por por la secta terrorista Boko Haram en las que murieron unos 130 cristianos (Ver Noticia). A los misioneros, durante los ataques, los musulmanes les exigieron que rezaran el credo islámico "no hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta". Al negarse fueron asesinados en el acto. Entre la devastación y destrucción que dejó la estela de violencia, hubo 10 iglesias incendiadas y muchos cristianos quedaron atrapados en su interior.

Burnett, uno de los terroristas que participaba en la matanza, cuando estaba a punto de cortarle la garganta a una de sus víctimas le vino a la mente el mal que estaba cometiendo, dejó caer el machete y huyó. Corrió a la iglesia más cercana y allí pidió ayuda. Después se convirtió al cristianismo.

Cuando miembros del grupo terrorista Boko Haram tuvieron conocimiento del hecho, invadieron su casa, secuestraron a sus dos hijos, le llamaron a su teléfono móvil y le informaron de que los iban a ajusticiar. El ex-terrorista escuchó a través del teléfono el sonido de las armas que asesinaron a sus hijos. Como este, son muchos los casos que se presentan en Nigeria de ajusticiamiento a los conversos al cristianismo o a miembros de su familia.

Recordemos que Boko haram tiene como objetivo forzar a la ley de la Sharia en Nigeria, focalizando la educación laica en las escuelas y universidades. Y aunque a menudo los ataques son provocados por los problemas locales, también apuntan a "cualquier cosa donde se perciba la influencia extranjera".

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario