lunes, 7 de noviembre de 2011

Una cristiana es condenada a 25 años de prisión por blasfemia

Ruqqira Bibi con su familia.
(Resumen Fides 02/11/11) Nuevamente en Pakistán, otra cristiana ha sido condenada a 25 años de prisión por blasfemia. Se trata de Ruqqiya Bibi, quien fue condenada por el tribunal de Kasur en 2010 (en Punjab) a 25 años de prisión por "profanar el Corán", es decir, por tocarlo con las manos sin lavar, junto con su esposo, Munir Masih, también condenado a la misma pena.

Después de ocho meses de prisión,  la semana pasada, los abogados de la mujer - respaldados por la organización CLAAS (Centro de Asistencia Legal y Resolución de Ayuda) - han pedido la libertad bajo fianza y el Tribunal Superior de Lahore decidirá en una audiencia programada para el próximo 10 de noviembre. Para el marido Munir, la misma petición ha sido enviada, pero como informan las fuentes de Fides "es probable que sean víctimas de ejecuciones extrajudiciales a manos de extremistas islámicos, que no admiten que los ´blasfemos´ estén vivos y libres".

Se trata de la novena víctima de esta ley en lo que va corrido del año, el caso más famoso es el de Asia Bibi, quien posiblemente sea ejecutada por haber blasfemado contra "el profeta".

"La historia de los cónyuges Masih es un ejemplo clásico del abuso de la ley de blasfemia y de cómo los cristianos sufren persecución en Pakistán, perseverando en la fe en Cristo", señala la fuente de Fides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario