lunes, 14 de noviembre de 2011

San Serapio

San Serapio, obra de Zurbarán
14 de Noviembre

Nació en Londres en 1175 aproximadamente, de los primeros años de su vida no se sabe nada, salvo que es de origen irlandés. En su juventud fue un militar y participó en las cruzadas al servicio de el rey Ricardo Corazón de León. De regreso viajó a España, donde participó en la Reconquista, sirviendo en las filas de Alfonso VIII, estando allí, conoció a San Pedro Nolasco y a los frailes mercedarios, fundados por él. 

Ingresó en la Orden de la Merced en 1222, y se ofreció para ir a las costas africanas para redimir cautivos cristianos, que sufrían todo tipo de carencias, dolores y la angustia de verse sin los auxilios cristianos y en peligro de perder su fe. 

Serapio participó en varias redenciones. En su última redención, se quedó como parte de pago para la liberación de algunos cautivos, pero el dinero para su rescate no llegó a tiempo. Los musulmanes le proponían todo tipo de de tentaciones con tal de que renegara de su fe y se convirtiera al islam. Al ver que no se rendía, el 14 de noviembre de 1240, bajo el reinado de Selim Benimarin, fue martirizado por los sarracenos, quienes le ataron a una cruz en forma de aspa, le arrancaron los intestinos y finalmente le cortaron las extremidades.

En nuestros tiempos necesitamos a tantos hombres y mujeres dispuestos a entregar su vida para salvar la de los demás, animándoles para que no decaigan en su fe y su esperanza.

Oración

Oh Dios, fuerza y esperanza de los oprimidos, que otorgaste a San Serapio la gracia de morir mártir en la cruz para liberar a los cristianos cautivos; concédenos vivir abrazados a la cruz de tu Hijo y servir con activa solicitud a nuestros hermanos necesitados. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

FUENTE

MARTÍNEZ, J., Nuevo año Cristiano. Edibesa, 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario