martes, 1 de noviembre de 2011

Las Damas de Blanco recuerdan al cardenal Ortega que sigue habiendo presos políticos en Cuba

Las Damas de blanco son una organización de mujeres conformada por esposas o
simpatizantes de los presos políticos y periodistas de la oposición al régimen castrista
en Cuba. Luchan a favor de la libertad de expresión en la isla.
[El Nuevo Herald/Periodismodigital] Mientras no se cambie la ley, habrá presos de conciencia Integrantes del movimiento opositor cubano reaccionaron con cautela sobre las declaraciones del cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, quien dijo recientemente a corresponsales extranjeros que el tema de los presos políticos está cerrado. Berta Soler, portavoz de las Damas de Blanco, rechazó las declaraciones: «Para nosotras no es un capítulo cerrado ya que todavía hay muchos presos de conciencia en las cárceles de Cuba».

Bajo el liderazgo del cardenal Ortega, la Iglesia Católica cubana y el gobierno de Raúl Castro iniciaron un diálogo para buscar una mejora de las condiciones de los disidentes encarcelados por sus ideas políticas. Tras los encuentros, fueron liberados unos 130 prisioneros, entre ellos 52 activistas y periodistas independientes de la llamada Causa de los 75. Excepto 12 opositores, entre ellos Oscar Elías Biscet, el resto aceptó viajar a España.

La excarcelación de los 52 restantes fue el proceso de liberaciones más importante que se recuerde en Cuba en la última década. En 1998, tras la visita de Juan Pablo II a la isla, Fidel Castro indultó a unos 300 prisioneros, entre ellos un centenar de opositores.

El viernes Ortega dijo también que la comunicación con el gobierno cubano para la solución y análisis de otros asuntos vinculados con la actualidad de la isla y la sociedad civil no se ha detenido.

“Hay un diálogo siempre que tiene que ver con la vida de la Iglesia“, apuntó Ortega. “Y con su acción pastoral, y también con la vida de la nación, con los cambios que se proyectan en Cuba, con esos cambios que la sociedad espera, que el cubano espera y que la Iglesia ha alentado y apoyado“, añadió.

En agosto del 2010 Ortega se reunió con el asesor de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama, Jim Jones, y posteriormente con el responsable de la diplomacia estadounidense para Iberoamérica, en ese entonces Arturo Valenzuela, en la sede diplomática del Vaticano en Washington. Estados Unidos respaldó la gestión de la alta jerarquía de la Iglesia Católica en Cuba en el proceso de mejoras de las condiciones carcelarias de los reos de conciencia.

En Cuba Soler recalcó la buena voluntad del cardenal Ortega para alentar un acercamiento con las autoridades de la isla. Sin embargo, manifestó que las Damas de Blanco continuarán insistiendo en sus reclamos con o sin la ayuda de la Iglesia Católica.

“Mientras no se deroguen las leyes que persiguen a los activistas, van a seguir existiendo presos políticos“, dijo Soler. “Por eso nosotras continuaremos abogando y luchando pacíficamente por esa libertad que es negada“, apuntó.

Angel Moya, ex preso político de la Causa de los 75, expresó que la Iglesia tiene una doctrina social que debe seguir, independientemente de las opiniones personales de sus miembros o simpatizantes.

“Hablamos de presos políticos que están encerrados por divulgar y defender los derechos humanos, derechos que perfectamente son parte de la doctrina social de la Iglesia“, afirmó Moya. “Respeto el criterio de Ortega, pero creo que está equivocado“.

No hay comentarios:

Publicar un comentario