miércoles, 2 de noviembre de 2011

Izquierda Unida en España lanza un programa electoral abiertamente anticristiano

[Servimedia/InfoCatólica] Izquierda Unida indica en su programa electoral que España debe ser un verdadero "estado laico" y garantizar la igualdad a todos los ciudadanos con independencia de sus creencias religiosas, lo que implica acabar con el trato de favor que a su juicio recibe la Iglesia Católica. Por ello, pide introducir conmemoraciones civiles en el calendario laboral y escolar, nombres de personas ilustres de todas las tradiciones culturales en el callejero municipal y dar una denominación neutra a las vacaciones de Navidad y Semana Santa.

De esta forma, IU asegura que busca facilitar la integración y la asimilación de concepciones laicas o de otras religiones en el imaginario colectivo. También pide retirar las subvenciones a aquellos centros religiosos o que discriminen al alumnado; suprimir toda simbología religiosa de centros públicos (hospitales, colegios y prisiones) y sacar "inmediatamente" la asignatura de Religión del horario lectivo.

La coalición de extrema izquierda opina que España debería también modificar los artículos 16 y 27 de la Constitución (que otorgan cierta preponderancia a la Iglesia en el sistema educativo), renegociar el Concordato con la Santa Sede y derogar los acuerdos con el Vaticano de 1976 y 1979.

Según la formación, todo ello implica un trato de favor hacia la Iglesia Católica, que asimismo está exenta de pagar el IBI [Impuesto sobre Bienes e Inmuebles] en sus bienes inmuebles y disfruta de otras ventajas fiscales. Estos privilegios, que también existen para otras confesiones, deben terminar, señaló IU, que reclama suprimir la financiación a la Iglesia a través del IRPF [Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas]. “Son los fieles de cada religión quienes deben contribuir a la financiación de su culto, clero y actividades religiosas”, aseguran desde el partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario