sábado, 5 de noviembre de 2011

El gobierno de Israel no respeta la libertad de culto de los palestinos católicos

Católicos palestinos
El Consejo de Iglesias Católicas del área de Ramala criticó este domingo a las autoridades israelíes por haber denegado a sus feligreses palestinos los permisos para poder asistir en Israel a la celebración de Nuestra Señora de Palestina, una importante festividad cristiana en Tierra Santa. La conmemoración tuvo lugar hoy en el monasterio de Deir Rafat, a 26 kilómetros al oeste de Jerusalén.

(Agencias/InfoCatólica 31 de oct. de 2011) La festividad de Nuestra Señora de Palestina se viene celebrando desde 1927 en Deir Rafat, una zona rodeada por conventos y monasterios católicos fundados por el patriarca Louis Barlasina. Roma aprobó la festividad en 1933 y la consideró como “una súplica para pedir protección especial a Nuestra Señora, en la tierra donde nació”.

Para asistir, las congregaciones palestinas deben solicitar un permiso a la Administración Civil, el organismo militar israelí que gestiona los asuntos civiles en el territorio palestino ocupado. La diócesis de Ramala y las aldeas vecinas comprende un total de 15.000 feligreses católicos y, a diferencia de otros años, ninguno de ellos ha recibido los permisos para poder asistir a la festividad, denuncian sus responsables.

“Este es otro ataque israelí a la liberad de culto. Es un intento de Israel de desconectar a la comunidad cristiana más antigua del mundo de sus lugares de culto y tradición”, manifestó el padre Faisal Hijazeen, sacerdote de la iglesia de la Sagrada Familia, de la diócesis de Ramala.

Hijazeen, que califica los hechos de “castigo colectivo por el mero hecho de ser palestinos”, llamó a la comunidad internacional a “adoptar todas las medidas necesarias para frenar la falta de respeto de Israel por nuestros derechos humanos y nacionales”.Y lamentó que “es una catástrofe que algunos de los denominados ‘gobiernos cristianos’ continúen apoyando a un estado sin ser conscientes de las dramáticas consecuencias de sus políticas sobre el terreno y cómo éstas afectan el futuro de la Cristiandad en Tierra Santa”.

Interpelado por la denuncia del Consejo de iglesias Católicas del área de Ramala, el responsable de Coordinación de las Actividades del Gobierno israelí en los territorios ocupados palestinos (COGAT, por sus siglas en inglés), Gay Inbar, manifestó no estar familiarizado con la denegación de permisos a los feligreses palestinos. [Hasta aquí la noticia]

Los cristianos palestinos, son considerados una de las comunidades cristianas más antiguas, descendientes de las primeras comunidades árabes evangelizadas por los mismos apostóles y sobrevivientes de las invaciones islámicas. Representan cerca del 10% de la población de Palestina.

Entre los israelíes árabes, los cristianos son los que más a gusto se encuentran en esta sociedad abierta a la modernidad occidental, que les ayuda a escapar de la dominación política y jurídica del islam. No obstante, también se sienten cada vez más marginados por el hecho de que se haga constantemente referencia a su condición de árabes.

Buena parte de la zona de Israel, los Territorios Palestinos y Jordania es considerada Tierra Santa por los cristianos; por ejemplo, ciudades de tanto valor como Belén o Nazaret se encuentran en Cisjordania y en Israel, sin olvidarnos de la misma Jerusalén, donde según las Sagradas Escrituras murió y resucitó Nuestro Señor Jesucristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario