miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cristianos afganos no pueden tener iglesias

Iglesia demolida por el gobierno afgano
Ni una sola iglesia cristiana queda en Afganistán. El gobierno de Kabul “pro” occidental, y anti talibán, dice que defiende la libertad de religión pero ejecuta al que apostata del Islam y se convierte al cristianismo.

En el decenio transcurrido, los contribuyentes de EEUU han gastado 440 mil millones de dólares para apoyar el nuevo gobierno de Afganistán y más de 1.700 efectivos militares de EEUU han muerto al servicio de ese país.

La última iglesia cristiana en Afganistán fue demolida en marzo de 2010, según el último Informe Internacional de Libertad Religiosa del Departamento de Estado. “Ya no queda ni una iglesia cristiana pública" y además, "no hay escuelas cristianas en el país."

En los últimos tiempos, la libertad de religión ha declinado en Afganistán, de acuerdo con el Departamento de Estado. "El nivel gubernamental de respeto a la libertad religiosa en la ley y en la práctica se redujo durante el período del informe, en particular para los grupos cristianos", reza el informe del Departamento de Estado. Toda la ayuda económica que las organizaciones cristianas norteamericanas han dado a Afganistán ha ido a parar al gobierno afgano, y los cristianos afganos no han recibido nada.

La nueva Constitución establece que el Islam es la "religión del Estado Afgano" y que "ninguna ley puede ser contraria a las creencias y disposiciones de la sagrada religión del Islam", y también proclama que "los seguidores de otras religiones son libres de ejercer su fe y de llevar a cabo sus ritos religiosos dentro de los límites de las disposiciones de la ley". El derecho a cambiar de religión no existe, al apostata se le condena a muerte. El nacido musulmán que se convierte en cristiano pierde validez su matrimonio, pierde su lugar de trabajo, es encarcelado y no consigue abogado porque los juristas objetan defender apóstatas.

Se calcula que hay entre 5.000 y 8.000 cristianos, que junto con otros grupos no-musulmanes como los sijs, bahais e hindúes representan menos del uno por ciento de la población.

FUENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario