domingo, 23 de octubre de 2011

Santísimo Redentor

Cristo de Medinaceli
23 de Octubre

Hoy de manera especial la Familia trinitaria celebra la fiesta del Santísimo Redentor, también conocido en muchas partes como Jesús Nazareno, Cristo de Medinaceli o Cristo del Rescate.

La labor principal de los trinitarios, desde su fundación, era el rescate de los cristianos cautivos a causa de su fe, además, entre las persona rescatadas se encontraban reliquias e imágenes que para los cristianos eran de especial interés. Entre ellas y quizá la más importante por su popularidad, se encuentra la imágen de Jesús Nazareno Rescatado.

Cuenta la tradición que: el ejército musulmán se apoderó de San Miguel del fuerte (Mármora) quedando todos cautivos: soldados y civiles, así como las imágenes y objetos sagrados que allí había. Aunque se consiguió la libertad algunos religiosos capuchinos, estos no quisieron abandonar a sus feligreses y a las imágenes entre las cuales se encontraba la de N. P. Jesús

Habiéndose apoderado los moros de las santas imágenes, hicieron con ellas muchos ultrajes y escarnios, y llevándolas como despojos de su triunfo a la ciudad de Mequinez, las pusieron ante su Rey Muley Ismael. Este las mandó arrastrar por las calles, en odio de la religión cristiana, y después que las echaran a los leones como si fueran de carne humana, para que fuesen despedazadas.

Al busto de Jesús Nazareno le mandó el Rey arrastrar y echar por un muladar abajo, haciendo burla y escarnio de él. Se hallaba en dicha ciudad Fr. Pedro de los Ángeles, religioso Trinitario Descalzo, el cual llegó al Rey moro ofreciéndose a rescatarlas por dinero. Con esta promesa el Rey moro le permitió que cogiese las imágenes y las guardase, pero con apercibimiento y amenaza que, si no cumplía su promesa, lo habrían de quemar vivo.

Al regresar con el dinero, los infieles tras poner muchos inconvenientes,decidieron entregar la imagen si los religiosos abonaban por ella su peso en monedas de oro. Una vez firmado el convenio se colocó la imagen en una balanza y al colocar las monedas, resultó que el Nazareno se hací cada vez más leve, el prodigio se repitió cuantas veces cambiaban las balanzas. Así indignados los moros decidieron quemar la imagen, preo no le sucedió nada. (Tomado de http://x-encuentro-hermandades-trinitarias.blogspot.com/)

La escultura fue entregada a los trinitarios, quienes la llevaron a España y colocaron sobre su pecho el escapulario trinitario, que se colocaba sobre todo cautivo que era rescatado.

Dios se hizo hombre en Jesús de Nazaret para darnos la redención, se hizo esclavo para darnos la libertad. Este es el signo más hermoso de compañía que Dios le muestra hoy a sus hijos perseguidos por causa de su fe. Acompañémoslos nosotros también pidiendo por ellos en este día especial.

Oración

Señor, tu que te has dignado redimirnos y has querido hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre; y haz que, cuantos creemos en Cristo, tu Hijo, alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario