jueves, 13 de octubre de 2011

Oremos por los que nos persiguen


Es la característica principal de un cristiano, de un verdadero seguidor de Jesús. El amor a Dios y a los demás por encima de todo, incluso a aquellos que nos denigran, ultrajan,  encarcelan y asesinan. El diálogo y el respeto se han de imponer a la violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario