sábado, 15 de octubre de 2011

"Libertad religiosa es el derecho de ser auténticamente católico"


Ciudad del Vaticano (Jueves, 13-10-2011, Tomado de Gaudium Press) "Los cristianos en Oriente Medio no apoyan los regímenes dictatoriales, al contrario. Expresan solamente el miedo y la preocupación que de regímenes ideológicos como aquellos actuales se pueda pasar a aquellos religiosos y fundamentalistas", afirmó a la agencia de noticias de la Conferencia Episcopal Italiana, "Sir", el arzobispo latino de Bagdad, Mons. Jean Sleiman, durante la Conferencia de los Obispos Latinos de las regiones árabes (Celra) que concluyó ayer en el Vaticano.

"Se habla de primavera árabe, mientras estas revoluciones no son necesariamente primaveras. Nosotros pedimos, queremos el respeto de los derechos, la dignidad, tenemos el mismo deseo de los otros de vivir en países libres, pero también el miedo de otras dictaduras peligrosas, como las religiosas". En su palestra, Mons. Sleiman también rechazó las acusaciones hechas a los cristianos de estar próximos a los regímenes del poder. "No es verdad", dijo. "Uno de los principales opositores de Assad en Siria es un cristiano, y los cristianos reivindican pacíficamente un Estado laico", declaró en seguida el prelado.

Además de la violencia, otra preocupación indicada por el arzobispo fue la "dramática cifra" de 100 mil coptos cristianos en fuga de Egipto. "Sabemos de este éxodo, aunque el número no sea confirmado. Infelizmente muchos perciben el drama del problema solamente cuando quedan víctimas en el piso. Los cristianos sienten la gravedad de estos tiempos y prefieren irse. Somos una minoría, ¿quién puede escuchar nuestros llamados? Entretanto, no debemos perder la esperanza y continuar nuestra vida en nuestras tierras", agregó.

Para Mons. Sleiman, la situación solo mejorará en Oriente Medio cuando sea encontrada una solución justa y duradera para el conflicto entre israelíes y palestinos, explicó.

En razón de la ceremonia de conclusión de la Celra el Santo Padre recibió ayer por la mañana, en audiencia privada, al patriarca de Jerusalén de los Latinos, Mons. Fouad Twal. "Estoy muy agradecido de que el Santo Padre dé siempre importancia a Tierra Santa y quiera la paz en todo el Oriente Medio. (...) El encuentro de hoy fue muy paterno: el Santo Padre tiene este gran don de escuchar. Escucha nuestros gritos: gritos para que haya más justicia, más paz, una vida normal", dijo el Patriarca en una entrevista concedida a la Radio Vaticana.

Fouad Twal también expresó las propias preocupaciones por la dirección en la cual se desarrolla "la primavera árabe": "Estos eventos, esta ‘primavera árabe', para mí es como un semáforo, que antes estaba siempre rojo - nadie podía atravesar y nadie podía abrir la boca - y ahora está siempre verde: todos se manifiestan, pero no sabemos a dónde esto nos llevará. Hay después elementos externos que entran en juego, tal vez para arruinar estas nuestras esperanzas. Yo continúo siendo optimista y no tengo miedo, porque nosotros cristianos somos parte integrante del pueblo, en el bien y el mal", concluyó.

Se insiste en la importancia de propagar estas noticias, hay que darse cuenta que no se trata de un juego de niños o pequeños problemas políticos, se habla en realidad de una persecusión propiamente dicha, que cada día crece con más fuerza. Ahora no se trata de levantarse y responder con las mismas armas del enemigo, desde el Santo Padre hasta los obispos de Oriente medio y cada uno de los cristianos que sufren este martirio, claman por las oraciones de los que vivimos mas o menos nuestra fe con plena libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario