lunes, 31 de octubre de 2011

La Iglesia en Filipinas denuncia que la gran mayoría de los asesinatos de sacerdotes quedan impunes


Mons. José Cabantan
Obispo de Malaybalay
(Filipinas)
[FIDES] Su excelencia monseñor José Cabantan, obispo de Malaybalay y Presidente de la Comisión Episcopal para los pueblos indígenas en Mindanao, dice a la agencia Fides que “hay una cultura de impunidad que debe ser abordada con urgencia por todos los medios. Por todos estos sacerdotes asesinados, y también por muchos líderes laicos de la sociedad civil, no sabemos quiénes son los autores materiales e intelectuales y las razones que hay detrás de los asesinatos. Sólo podemos imaginar las cosas”.

Según el obispo, “el problema, incluso en el caso de P. Tentorio, es que los testigos tienen miedo. Sabemos que en el pasado había recibido amenazas de grupos paramilitares. Estos grupos están vinculados a empresas mineras para expropiar las tierras a los nativos, que el misionero defendía. Este es un punto de conflicto en el que se debe investigar”.

Monseñor Cabantan hace un llamamiento: “Como Iglesia pedimos al gobierno que realice un programa serio de protección de testigos, para que salga la verdad y para que esta nefasta cultura de la impunidad, que reina en Mindanao, venga erradicada. Esto debería ser una prioridad en el gobierno para preservar la verdadera democracia y el estado de derecho”.

De los 13 sacerdotes asesinados en Mindanao desde 1970, sólo un caso ha sido resuelto, con la averiguación de quiénes fueron los responsables del asesinato. Otros 12 permanecen en la impunidad, según declaran las fuentes de Fides en la Iglesia en Mindanao, la isla más grande del sur de Filipinas, donde fue asesinado el 17 de octubre el misionero Fausto Tentorio.

[Los corchetes y las negrillas son del autor del blog]

No hay comentarios:

Publicar un comentario