viernes, 14 de octubre de 2011

Detienen a un futbolista en Arabia Saudí que exhibía un tatuaje de Jesús


Muchos jóvenes gustan de hacerse de tatuajes y algunos de esos tatuajes, para no ser exagerados al decir que una gran mayoría, gusta de hacerlos con motivos religiosos.  La libertad de expresión en las naciones occidentales permiten que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera,ahora bien independientemente de que gusten o no, sean estéticamente agradables o no, a nadie se le ocurriría denunciar o encarcelar a alguien por llevar tatuajes.

Como en los tiempos de la edad media la policía religiosa de Arabia Saudí, la nación más conservadora de las leyes islámicas, ha dicho a los futbolistas extranjeros que deben cubrirse los tatuajes. Esto, porque a los  suyos les está  totalmente prohibido portar  alguno. Dicha institución ha explicado a los jugadores extranjeros que llevan tatuajes en los brazos que tendrán que tapárselos mientras estén en el campo de fútbol, alegando que están afectando negativamente en los jóvenes de origen saudí.

El futbolista colombiano Juan Pablo Pino que actualmente juega en el Al Nasr Club, fue detenido junto a su esposa embarazada, mientras estaban de compras, por lucir públicamente en su brazo izquierdo un tatuaje, pero ojo, no era cualquier tatuaje, ha cometido la blasfemia intolerante de portar un tatuaje de Jesús, violando "las normas vigentes". "Estos tatuajes tienen efectos negativos en la juventud de aquí. Se pide encarecidamente que se llame la atención a todos los jugadores extranjeros de la necesidad de respetar las normas y cubrir sus tatuajes durante los partidos", dice la policía.

Además, un periódico de Arabia Saudí muestra una fotografía de Pino, mostrando sus dos brazos cubiertos con tatuajes. El periódico dice que, además, los tatuajes muestran algunos "dibujos cristianos".

No sabemos y sin ánimos de juzgar si el futbolista colombiano será un verdadero cristiano, pero debe agradecer a Dios que es jugador de fútbol y que es extrangero, de lo contrario no hubiese sido una detención de un día o unas horas, sino la condena a muerte por medio de la horca, no por sus tatuajes claro está, sino por ser "dibujos cristianos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario