jueves, 20 de octubre de 2011

Cuba vive una "primavera de la fe"

Peregrinación de la Virgen de la Caridad del Cobre
por toda la isla
Después de decadas de opresión sobre la Iglesia por parte del gobierno comunista de Fidel Castro, parece ser que el catolicismo cubano comienza a vivir una nueva "primavera de la fe" como lo calificaría Monseñor Cardenal Jaime Ortega, arzobispo de la Habana en el marco una eucaristía celebrada el 4 de septiembre pasado, con motivo de la gran peregrinación de la Virgen del Cobre por toda la isla que inició el 8 de agosto y finalizará el 30 de diciembre del presente año.

"Muchas cosas están cambiando" dice mons. Ortega, especialmente desde que el gobierno pasó a Raúl Castro, a quien se le ha visto en una actitud de diálogo y mayor apertura hacia la Iglesia. Sin embargo, la situación de la isla no es del todo tranquila, por lo que el arzobispo de la Habana pide que se siga orando "por todos  los cubanos, fuera y dentro del país, y sobretodo por la paz social y el progreso"

Por otra parte, algunos opositores del gobierno castrista, no comprenden esta "actitud servil" del purpurado por pintar una situación que se encuentra fuera de la realidad y lo critican fuertemente afirmando que "él mismo vive en mejores condiciones que el pueblo cubano".

Aunque se quiera difamar al Cardenal Ortega, sus palabras demuestran el apoyo a la libertad de expresión afirmando que a pesar de que "el pueblo cubano se acerca cada vez más a la Iglesia Católica [y] hoy pertenecen al pasado los tiempos de las curiosas simulaciones, de los temores..."  aún existen "muchos burócratas de oficina [que] no se den cuenta ... que ya no es momento de desencuentros".

Sus hechos atestiguan sus palabras cuando ha tenido que salir en defensa en varias ocasiones de los "disidentes" -por quienes ha luchado y logrado para algunos la libertad- y de las damas de blanco, cuando son atacadas por el régimen.

Cuba es la única nación occidental que se encuentra entre las 50 naciones que violan la libertad religiosa. Desde la revolución Castrista la Iglesia ha sufrido la expulsión de sacerdotes y religiosos extrangeros, el cierre de todas las escuelas católicas, la anulación de las fiestas cristianas, el alejamiento de los jóvenes de sus familias en fechas como semana santa y navidad, el encarcelamiento de disidentes contrarios al régimen y el hostigamiento de las damas de blanco, entre otras cosas. Sin embargo las relaciones entre la iglesia y el Estado han mejorado lentamente desde la visita de S.S. Juan Pablo II en 1998 y por el cambio de goberno.

En todo caso falta mucho para ver una verdadera libertad religiosa y de expresión en Cuba, pero el camino ya se está haciendo. Que esta peregrinación de la Vírgen del Cobre anime a los cristianos cubanos a seguir luchando pacíficamente por sus derechos, pues  "la  vírgen es un signo de renconciliación" para este pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario