martes, 25 de octubre de 2011

Acto ofensivo contra la fe Cristiana en el mismo Vaticano

Vaticano, 23 oct. Un ciudadano rumano ha escalado la columnata de la plaza de San Pedro y ha comenzado a llamar la atención de los peregrinos, durante la celebración del Ángelus, luego de la beatificación de Bonifacia Rodríguez, Luigi Guanella y Guido María Conforti, el pasado domingo 23. Mientras el Papa se dirigía a los fieles, en un acto ofensivo contra la fe cristiana ha quemado una Biblia. La gendarmería vaticana ha desalojado una parte de la plaza y lo ha detenido

El hombre se identifica como Iulian Jugarean, de nacionalidad rumana, quien según fuentes vaticanas, ha realizado gestos similares en Bruselas y en otras ciudades.

Ha estado sobre la obra de Bernini poco menos de unos treinta minutos. Cabe destacar que en ningún momento ha intentado lanzarse al vacío ni ha amenazado a los peregrinos que asistían a la celebración. En aquel momento, en la plaza de San Pedro había unas 70 mil personas.

No importa cuantas veces suceda, podrán quemar miles de biblias, destruir imágenes, blasfemar contra lo que para muchos es santo, quitarles el derecho a la educación católica, etc., ante la indignación de la personas cristianos o no, los fieles de Jesús deberán responder con amor, nunca con amenazas.

Solo queda la pregunta ¿Qué hubiera pasado si esto lo hubieran hecho con el Corán?, de seguro fuera la noticia más bendida en todos los medios y la ira de muchos líderes islámicos se expresaría en miles de amenazas y los cristianos de medio oriente sufrirían atentados contra ellos y contra sus iglesias.

Por las libertades que se supone nos proporcionan nuestros Estados demócraticos, es nuestro deber y nuestro derecho exigir respeto para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario